Archivos para las entradas con etiqueta: Eloísa Otero

OPINIÓN / VILANOS

“Hoy comamos y bebamos y cantemos y holguemos…”

“Resulta curioso que, en lo que se refiere a noticias relacionadas con la Cultura, esta ciudad y esta provincia, pero también la comunidad de Castilla y León, salgan casi siempre mal paradas”

“Regocijémonos, a pesar de todo, porque estamos en León, capital del Reino y de la gastronomía española, y febrero, según el calendario oficial, es el mes del chorizo”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 17 de febrero de 2018 en El Día de León)

En una provincia tan literaria como la nuestra, con tantos escritores por metro cuadrado… un titular como éste no deja de sorprender: “Los leoneses leen menos que el resto del país”. Pero claro, los escritores leoneses nunca han sido profetas en su tierra. Según el último informe del Gremio de Editores de España (FGEE), el 57,8% de los leoneses asegura leer libros en su tiempo libre, al margen del trabajo o los estudios (la media nacional es de 59,7%). Podría parecer que no es para tanto, ya que incluso ha aumentado el número de lectores (4,3 puntos porcentuales desde 2011), pero, dando la vuelta a esos porcentajes, resulta que el 42,2% de los leoneses (en España el 40,3%) es absolutamente inmune a los encantos y valores del libro. En Finlandia, el país que más ama a los libros y cuyas escuelas son la envidia de cualquier sistema educativo, los ciudadanos leen una media de 47 libros al año. En España la media oscila entre 7 y 9 (alguno menos en León). En realidad quizá leamos mucho menos incluso de lo que dicen las estadísticas, y me refiero a leer libros con la actitud necesaria (tranquila, atenta, reflexiva) para que las palabras calen y no resbalen.

Nuestra Comunidad autónoma, además, se sitúa en el “penúltimo” lugar del país (el último puesto lo ocupa Canarias) en relación a la compra de libros: solo el 39,4% de la población castellana y leonesa mayor de 14 años aseguró haber comprado un libro —excluidos los de texto— el año pasado (en España el porcentaje sube al 47,3%). En concreto, la media de libros comprados en nuestra comunidad en 2017 fue de 5,5 por persona, mientras que la media nacional ascendió a 8,6.

Resulta curioso que, en lo que se refiere a noticias relacionadas con la Cultura, esta ciudad y esta provincia, pero también la comunidad de Castilla y León, salgan casi siempre mal paradas.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Isabel Sevilla y Alberto García, “Fantasía y Comodín”, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

ISABEL SEVILLA Y ALBERTO GARCÍA
(“FANTASÍA Y COMODÍN”)

/ Ilusionistas

VIVIR CON MAGIA

“Mayoral nos aconsejó fundar la Asociación de Ilusionistas de León; en esta ciudad van a salir muchos magos de aquí a unos años”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 10 de febrero de 2018 en la última página de El Día de León)

Ilusión por el trabajo, creatividad, ternura y humor. Con esos ingredientes salen a escena Alberto García e Isabel Sevilla. Su sobrenombre: Fantasía y Comodín. Su especialidad: magia cómica. Recuerdan que se conocieron en un camping de Gijón, y no se han separado desde entonces. “Somos pareja artística y sentimental desde hace 20 años”. Ambos son hijos de mineros. “Nadie en nuestras familias ha sido mago”. Isabel nació en Ponferrada y Alberto es asturiano, aunque cuando tenía 3 años su familia se trasladó a Bembibre, donde su padre, tras sufrir la crisis de los astilleros, encontró trabajo en la mina. Luego vendría el declive del sector.

Ambos empezaron a formarse en animación teatral (mimo, clown, cuentacuentos…) mientras estudiaban (Ingeniería Agraria él; ella Derecho). Y se sacaron el título de monitor de tiempo libre. “Nunca nos ha faltado para llegar a fin de mes. A los jóvenes les aconsejamos hacer ese curso, ya que enseña a trabajar con ‘personas’ (niños, adolescentes, adultos, ancianos) y aprendes cosas que no te enseñan en la universidad: empatía, asertividad…”.

“Mi hobby eran los malabares y un día me llamó Alfonso el Mago para trabajar en su espectáculo. Estuve tres años con él y descubrí un mundo nuevo”, evoca Alberto. “A eso se unió que, trabajando también como educador en el centro Don Bosco, uno de los salesianos, Elpidio, que había sido mago, me cedió su maleta con sus juegos”. Fue así como Alberto empezó a crear sus propios números con Isabel, combinando el ilusionismo con pequeños cuentos. Hace diez años, Isabel recibió también un legado especial: el baúl de Manuela Rejas, la primera mujer con carnet de ilusionista de España, como se cuenta en el documental Violeta y el Baúl americano. “Me lo pasó como testimonio y amuleto”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

La espiral maravillosa

“La creación es una de las actividades que, a veces, logra que esa espiral misteriosa que es la vida pueda llegar a convertirse en una espiral maravillosa”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 3 de febrero de 2018 en El Día de León)

Existen muy pocas ayudas a los creadores en este país, en esta comunidad autónoma, en esta provincia. Han ido desapareciendo poco a poco, y más con esta crisis que se prolonga ya desde hace casi diez años…

Crear es hacer que algo valioso que no existía… exista. Los artistas y creadores, como los científicos (también creadores), nos hacen un regalo, a todo el género humano, cada vez que lo consiguen. Y sus obras pasan a formar parte de ese acervo común sobre el que evolucionamos como especie y sobre el que florece el pensamiento y se desarrollan la inteligencia y la propia creatividad.

Pero la mayoría de las veces “crear” no consiste solo en tener una idea, un proyecto, una intuición… Porque eso, luego, hay que desarrollarlo, producirlo, materializarlo, hacerlo visible, compartirlo. Y para ello suele hacer falta justo lo que el creador no tiene: dinero. En ocasiones, las ideas y proyectos del creador, además de convertirse en un regalo para el resto (y siempre habrá quien no sepa, o no pueda, o no llegue a apreciarlo), se convierten también en dinero. Aunque no suele ser el creador precisamente quien se beneficia de ello (a veces sí), sino los productores, los intermediarios…

La Fundación Villalar, creada en 2003 al amparo de las Cortes regionales, sorprendió a finales de 2016 con una convocatoria novedosa y sugerente: nueve becas (una por cada provincia de la Comunidad), dotadas con 12.000 euros cada una, para que nueve artistas y creadores residentes en Castilla y León puedan desarrollar, a lo largo de un año, un proyecto concreto en cualquier campo (cine, literatura, artes plásticas, artes escénicas, música, fotografía, o cualquier combinación de los mismos…).

Leer el resto de esta entrada »

Diego Gutiérrez y Rodrigo Martínez, el dúo Tarna, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

RODRIGO MARTÍNEZ Y DIEGO GUTIÉRREZ
/ Músicos

CANTAR Y CONTAR

Mientras sigue reelaborando el cancionero popular leonés y prepara su tercer disco, el dúo Tarna celebra dos lustros de amistad y alquimia musical

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 27 de enero de 2018 en la última página de El Día de León)

Diez años llevan reinventando el folk leonés, “la música tradicional de nuestros abuelos, pero con un toque nuevo”. Romances, titos, jotas, canciones de trabajo, de amor, de fiesta, de boda… que, además de recordar cómo era antaño la vida rural, siguen expresando emociones y sentimientos muy profundos. “No se trata de reproducir un legado, sino de revisitarlo para volverlo actual. Se trata de cantar y contar, de redescubrir nuestra música de raíz, reelaborarla y, sobre todo, poder compartirla”. El dúo Tarna lo hace a fuego lento, escarbando en la tradición, aportando cada uno lo mejor de sí para que esos cantares resurjan vivificados e intensamente bellos.

Rodrigo Martínez (1982) y Diego Gutiérrez (1978) son muy distintos. Rodri es extrovertido y despistado; Diego más ermitaño y formal. Comparten espíritu solidario y un saber musical aprendido de los mayores. “Antes, en los pueblos, siempre se cantaba. Mi abuela Aurora, de Valdealiso, tiene 82 años y es una enciclopedia de canciones, muchas se las enseñaron su padre y su abuelo”, explica Rodri. Con ella grabó un disco en 2012, ‘Aurora’, en el que la abuela interpreta una mínima parte de su enorme repertorio, acompañada por su nieto a la gaita. También Diego recuerda que su abuelo “cantaba y tocaba la caña para acompañarse”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Palabras para entender el mundo

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 20 de enero de 2018 en El Día de León)

Sin duda estamos hechos de palabras. Ellas son nuestras herramientas para la comunicación, el afecto, el pensamiento y la imaginación. Con las palabras se puede herir o curar, construir o destruir, enfadar o alegrar a alguien, alabar o difamar, esclarecer o engañar, seducir o escandalizar… Hay palabras que pronunciadas en un determinado momento, y de una cierta forma, son capaces de cambiar las circunstancias. Y no porque existan palabras mágicas en sí. La magia sólo está en el cómo, cuándo, dónde y por qué las pronunciamos. También hay palabras que nos dibujan como humanos, y que definen las épocas que nos toca vivir. Cuando en 2011 le preguntaron a Antonio Gamoneda por su palabra preferida, para celebrar el Día del Español, el poeta contestó sencillamente: “Tú”. Y lo explicó así: “Son sólo dos fonemas, pero que conllevan el reconocimiento de la realidad existencial de otro ser. Y eso es importante, en nuestra vida y en la de todos”.

El neologismo “aporofobia”, que da nombre al “miedo, rechazo o aversión hacia la pobreza y hacia las personas pobres”, ha resultado elegida “palabra del año 2017” por la Fundación del Español Urgente (promovida por la Agencia Efe y BBVA). Tras haber escogido “escrache” en 2013, “selfi” en 2014, “refugiado” en 2015 y “populismo” en 2016, esta Fundación optó en 2017 por un término que muchos no habíamos escuchado antes, pero que alude a una realidad social tremendamente arraigada y muy antigua: la repugnancia y hostilidad ante las personas pobres, sin recursos o desamparadas.

“Aporofobia”, que en septiembre de 2017 fue incluida en el ‘Diccionario de la lengua española’ de la RAE, es una palabra acuñada en los años 90 por Adela Cortina, catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, para llamar la atención sobre el hecho de que muchas veces el rechazo a inmigrantes, refugiados o personas de otras etnias se denomine “xenofobia” o “racismo”, cuando en realidad ese rechazo se produce porque esas personas son pobres. Y los pobres, esa fobia, la sufren siempre. Según una investigación realizada en 2015 por el Observatorio de Delitos de Odio, en España el 47% de las personas sin hogar ha sufrido un delito de odio por aporofobia, y de estas personas el 81% habría sufrido estos delitos en más de una ocasión. Sin embargo, solo el 13% denuncia los hechos.

Leer el resto de esta entrada »

David ‘Gufer’ en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

DAVID FERNÁNDEZ GUTIÉRREZ, ‘GUFER’
/ Pequeño empresario, ferretero, músico

DAME UN CHISME PARA…

“Mantenemos la forma campechana de despachar”, afirma este bajista rockero que relevó a su padre al frente de una ferretería en La Sal

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 13 de enero de 2018 en la última página de El Día de León)

Gufer, la ferretería entre doctor Fléming y doña Urraca, no es sólo un apretado y ordenado bazar colmado de artículos muy variados. “Tenemos un poco de todo, desde una punta a una churrera de aquellas de la abuela…”, dice David, el alma de este pequeño negocio que en tiempos de crisis, y pese a la competencia, ha logrado mantenerse y ampliar el local.

Abundan las ferreterías en el viejo barrio ferroviario y también los bazares chinos (hay uno justo al lado), pero a David no parece importarle. ¿Su secreto?: “Ofrecemos calidad (primeras marcas), servicio (puede venir cualquiera, sin saber muy bien lo que va a necesitar, y le asesoramos) y precio (es preferible ganar menos y que entre más gente)”. Todo el barrio lo sabe. Detrás del mostrador, David y su colega Javi (por las mañanas también está Noelia) atienden a los clientes con rapidez y viveza, preguntan, buscan la mejor solución al problema (un manguito, un ahuyentador de animales, un grifo, una herramienta, una cerradura…). Siempre se aprende algo de estas conversaciones, mientras se espera a la cola. “Ferretería de barrio, buenísima atención, pocas quedan de este tipo”, “Esmerada y profesional atención”, “Calidad y servicio profesional, se encuentra de todo al mejor precio”… son reseñas que se pueden ver en Google.

“Esta ferretería tiene casi 40 años y ha mantenido la forma campechana de despachar”, señala David. “Intentamos servir a la gente, entender sus necesidades, tratarla bien, tener paciencia. Mi padre decía que hay que estar agradecido al que entra por la puerta, que es el que te da de comer. Cuesta mucho hacer fiel un cliente”.

Leer el resto de esta entrada »

Página de opinión en El Día de León. 6-7 de enero de 2018.

OPINIÓN / VILANOS

Hacia una nueva sensibilidad con los animales

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 6 de enero de 2018 en El Día de León)

¿Una de las mejores noticias del año que dejamos atrás? No tengo duda: la aprobación por el Congreso a mediados de diciembre, por unanimidad, de la proposición de Ley para que los animales dejen de ser considerados “cosas” y sean reconocidos jurídicamente como “seres sensibles”, o lo que es lo mismo, como “seres vivos dotados de sensibilidad”. Se trata de un pequeño paso para los humanos, pero también de un gran paso para los animales en este país.

Hasta ahora, para el Derecho español, los animales eran considerados cosas, meros bienes susceptibles de apropiación y de libre disposición por parte de sus propietarios. En 2015, la publicación del libro ‘El Derecho de los animales’ —un ensayo colectivo a cargo de filósofos, juristas y etólogos, editado por Marcial Pons— abrió nuevas puertas a la concienciación, al cuestionar este anacrónico estatuto jurídico y poner sobre la mesa “una nueva frontera moral”: el respeto humano al resto de animales. “Los argumentos que a favor o en contra de los derechos de los animales elaboran los polemistas es un asunto de apasionante actualidad, pero el debate de la comunidad científica internacional sobre la ‘condición animal’ da fe de lo que podemos considerar como el comienzo de una transformación cultural. Pensadores, científicos y juristas contribuyen con sus estudios a dar forma a una nueva sensibilidad y por ello es probable que sus hallazgos rectifiquen el modelo antropológico que hasta ahora nos ha servido de referencia”, apunta el escritor Basilio Baltasar en el prólogo de ‘El Derecho de los animales’.

Leer el resto de esta entrada »

Pablo García (Pablo Je Je) en la última página de El Día de León. / Fotografía: Adrián Gález.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

PABLO GARCÍA (PABLO JE JE)
/ Ilustrador y fotógrafo

VUELTA DE TUERCA A LO REAL

Como hay miles de Pablos García, este artista del humor y del collage firmaba Pablo Ga Ga. Hasta que llegó Lady Gaga… y se puso Pablo Je Je

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 30 de diciembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Quedamos en su casa, en el corazón del Barrio Húmedo. Al llamar a la puerta, los bigotes que ejercen de felpudo dibujan la primera sonrisa. Pablo ha preparado un almuerzo riquísimo y hablamos de su trayectoria. “Me considero ilustrador, pero la fotografía me vuelve loco”, dice. Ha ganado, entre otros, el Premio Nacional de Fotografía Científica (con la imagen de un perro oliendo a un escarabajo) y ha montado exposiciones bien distintas. La última, ‘Corto y cambio’, se puede ver estos días en el Centro Leonés de Arte (CLA). Si la visitan, se sorprenderán riendo ante sus divertidos collages llenos de ironía, imaginación surrealista, inteligencia y paradojas… Porque si algo derrocha este creador es sentido del humor, inseparable de su mirada crítica. “Empecé con los collages en 2016, como terapia. No tenía trabajo y me apunté a un proyecto en la Red, donde cien autores realizan un collage cada día a partir de una misma imagen. Fue un gimnasio para mí, empecé a dar una vuelta de tuerca a las imágenes…”.

Es en sus libretas donde plasma sus ideas, aunque luego las trabaje en el ordenador. “Llevo toda la vida con un lápiz entre las manos, mis libros de infancia están llenos de dibujos. Mi madre era patronista y mi abuela, a sus 90 años, sigue cosiendo y hace tapices… es una artista. Con ellas aprendí que el arte puede ser terapéutico”. Pablo siempre fue de ciencias puras. “Me matriculé en Agrícolas, pero no me gustó. Un amigo me animó a preparar el acceso a Bellas Artes en Salamanca, y esa carrera divertida y sanadora me cambió la vida”. Tras especializarse en Diseño y Audiovisuales trabajó en publicidad y luego diez años dando clase en un colegio concertado, sin renunciar a su obra personal. A esa etapa pertenece ‘Desideratum’, una serie de retratos “de personajes con vidas difíciles, alejados del canon de belleza”, collageados a partir de fotos superpuestas. “Soy tímido; por no atreverme a fotografiar a gente que me llama la atención, empecé a crear pequeños monstruos y acabé poniéndoles un aura, son entrañables”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

La Sanidad que nos duele

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 23 de diciembre de 2017 en El Día de León)

Deberíamos protestar más, quejarnos más, como trabajadores o como usuarios, cuando algo en el sistema público no funciona y cuando no se respetan nuestros derechos, en lugar de resignarnos. El próximo 20 de enero está convocada una gran manifestación en Valladolid, bajo el lema “Nos duele la Sanidad”, para denunciar, una vez más, el decadente estado de este servicio y para reivindicar una Sanidad cien por cien pública, universal y de calidad.

Uno de los muchos síntomas del mal estado de la Sanidad en esta Comunidad es que Medora, el sistema informático que regula las consultas y citas médicas, el acceso a historiales de los pacientes, la prescripción de recetas… cada poco se cuelga y se cae. Su renqueante funcionamiento desde hace más de 14 años no solo perjudica a los pacientes y usuarios, sino que pone zancadillas al trabajo de muchísimos profesionales sanitarios. Estas últimas semanas lo hemos sufrido cuantos hemos tenido que acudir a un centro de salud, ya que Medora ha estado inoperativo hasta cuatro días seguidos, para desesperación de pacientes, médicos y enfermeros. “Lo siento, pero se ha caído el sistema informático y no podemos hacer nada. Pidan cita de nuevo para otro día…”. La doctora del centro de salud de un pueblo a las afueras de León explicaba así, a las personas que esperábamos consulta el pasado lunes, que no iba a poder atendernos, ni acceder a nuestras historias clínicas, ni darnos recetas, ni nada. Días antes me había sucedido lo mismo en otro centro de salud de la capital, al que acudí para resolver asuntos de un familiar.

Hace tiempo que los partidos de la oposición piden la destitución del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y no solo por los graves fallos que arrastra el sistema Medora. Porque el problema va más allá: es estructural. Esta misma semana el portavoz de Podemos en las Cortes regionales, Pablo Fernández, ha vuelto a pedir a Sáez Aguado que rinda cuentas sobre cuáles son las empresas que gestionan el sistema Medora y si han sido siempre las mismas. También sobre el coste que ha tenido este sistema para las arcas públicas desde el año 2010. Porque resulta que nada se sabe, nada sabemos los ciudadanos, a ciencia cierta, sobre esas “pequeñas” cuestiones, al parecer tan “íntimas” o tan “privadas” de la Consejería, relacionadas con la gestión de la sanidad pública en Castilla y León. Pero el consejero, que tiene pendientes en las Cortes más de 40 comparecencias, sigue negándose a informar, evidenciando la falta de transparencia del Gobierno regional y de su consejería.

Leer el resto de esta entrada »

Juan Mayoral en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

JUAN MAYORAL
/ Prestidigitador, creador de trucos

EL SUEÑO DE LA MAGIA

Ha saboreado el mejor éxito dentro de su profesión: alcanzar la meta más alta dentro del anonimato. Y no se le ha subido a la cabeza

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 16 de diciembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Pongamos que hay cien magos importantes en el mundo. Y que uno de ellos vive y pasa desapercibido en León. Se llama Juan Mayoral y desde 2004 es el responsable de que los mejores ilusionistas del planeta pasen por esta ciudad en navidad. Un sueño cumplido. “Los magos nos conocemos todos, somos una familia. Sé lo que ha inventado cada uno, porque los trucos tienen autor”.

Juan Mayoral (León, 1958) fabricó sus primeros trucos con nueve o diez años. Había visto actuar a un mago en el colegio y ese día supo que quería ser profesional. Su hermana le regaló un libro de magia, y empezó a crear sus artilugios y a cultivar secretos. Siendo adolescente ya actuaba en discotecas, colegios, salas de fiesta, asilos de ancianos… Cuando terminó el COU, pese a oposición de la familia, dejó de estudiar para iniciar su gran carrera autodidacta. Se puso un nombre artístico: Alex el Mago. Alcanzó cierta fama… Y de pronto desapareció, dejando un halo de misterio.

Durante veinte años, o más, sus admiradores le perdieron la pista. Pero Juan Mayoral seguía aquí, en su casa del Barrio Húmedo, creando trucos y viajando en solitario por los cinco continentes, actuando y dando conferencias en congresos internacionales de magos, para vender sus creaciones a los mejores profesionales. “Me ha ido muy bien. El mercado de la magia es mundial. Hay grandes magos, no son muchos, pero también hay millones de aficionados que te compran los trucos”. Para llegar ahí tuvo que formarse en distintas disciplinas: teatro, química, mecánica, electrónica, psicología… “Entiendo de muchas cosas que sirven para la magia, me he formado preguntando, asesorándome con personas que saben. Conservo un maletín pequeño, con los trucos que fabriqué de niño. Viajo con él. Cuando doy conferencias, al final muestro esos objetos y explico que en ese maletín se encuentra el secreto de la magia. Porque, en la infancia, la cantidad de energía que uno deposita en un sueño es la semilla de lo que uno va a ser en su vida”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

¿Contra qué enloquecemos?

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 9 de diciembre de 2017 en El Día de León)

Parece, a veces, que tan solo una especie de membrana muy fina separase la sinrazón de la cordura, una membrana que se puede romper muy fácilmente, por distintas circunstancias. Como advirtió el escritor Paul Bowles: “Cualquier cosa le puede suceder a cualquier persona en cualquier lugar y en cualquier momento”. Y cómo anotó el pintor Basquiat: “Sé que un día doblaré una esquina y no estaré preparado para lo que me encuentre”.

Esta crisis y todo lo que se ha llevado por delante (estabilidades, derechos, trabajos, sueldos, hogares, sueños, expectativas de futuro…) ha provocado sin duda un incremento significativo de los trastornos mentales. Y es que ahora mismo hay demasiados ciudadanos en riesgo de exclusión social, demasiadas personas válidas y habilidosas sin trabajo, demasiados jóvenes sin horizontes, demasiados ancianos cada vez más solos, demasiados seres humanos vulnerables abandonados a su suerte… ¿Quién no conoce a alguien más o menos cercano (entre la familia, amigos, conocidos…) en esa situación?

Se habla de nuevos trastornos mentales, que apenas empezamos a entrever, a los que se suele englobar en el apartado genérico de “trastornos de personalidad límite”, un cajón de sastre al que va a parar todo lo que no se sabe cómo nombrar, o cómo diagnosticar.

¿Por qué enloquecemos? ¿Contra qué enloquecemos? Entre las muchas respuestas posibles, hay una que da vueltas en mi cabeza: a veces enloquecemos contra nosotros mismos, cuando nos sobrepasan las dificultades, cuando no logramos encontrar nuestro lugar en el mundo y no sabemos cómo asumir las responsabilidades que el día a día o las circunstancias nos deparan.

Pero, además, existe en nosotros algo increíblemente delicado: la química (del cuerpo, del cerebro, del alma…), que cuando por determinadas causas se desequilibra puede llegar a alterar gravemente nuestra personalidad, percepción y comportamiento.

Leer el resto de esta entrada »

Sabine Dahrendorf en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

SABINE DAHRENDORF
/ Bailarina y coreógrafa

LA VIDA EN DANZA

Aunque nació en Alemania, León es una de las tres ciudades de su vida, un lugar “donde todo es posible”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 2 de diciembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Cuando Sabine me invita a uno de los cinco módulos de danza que va a impartir este curso en la Universidad de León, no lo dudo. El taller tiene lugar en La Pequeña Nave, cuartel general de los artistas de circo-teatro más colaborativos de la ciudad. Hay veinte personas apuntadas, una de ellas ciega, y solo dos son hombres, aunque, como bien comenta alguien antes de empezar, “aquí no hay géneros”.

“Según cómo vivimos (contexto, experiencia, personalidad, peculiaridades…) así nos movemos”, comienza diciendo Sabine. El primer ejercicio consiste en “sentir lo que uno siente, cerrar los ojos, escuchar lo que puede emerger de ahí para, poco a poco, ser capaz también de sentir al otro, a los otros que están al lado, y abrir puertas o caminos entre los cuerpos de los demás con muchísimo respeto”, como susurra Sabine. La respiración, el pulso, los distintos ejercicios (plegar/desplegar, concentrar/expandir, enroscar/desenroscar…) conducen sin darse cuenta a explorar y descubrir movimientos, a llenar el cuerpo de sensaciones, a fluir con suavidad, y confluir, percibir, encontrarse… Sabine trabaja a partir de la interioridad y avanza hacia la interacción (escuchar, compartir, respetar la experiencia del otro…). Y yo descubro que para la danza y el movimiento no hay edad, como dice ella: “Cada uno tiene que encontrar su verdad, su manera de expresarse, y seguir buscando lo que resuena en nosotros”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Pulseras violetas

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 25 de noviembre de 2017 en El Día de León)

“La humanidad es la especie más estúpida: es la única donde los machos matan a sus hembras”, dejó dicho Françoise  Heritier, antropóloga y etnóloga francesa fallecida hace solo unos días. Para Heritier, que fue discípula del gran antropólogo social Lévi-Strauss, la violencia de género no responde a ninguna ferocidad natural, sino más bien “a un exceso de cultura, de cultura patriarcal”.

El IES “Ramiro II” de La Robla representó el pasado jueves a la provincia de León en una acción conjunta y simultánea contra la violencia de género que tuvo lugar en nueve centros educativos (uno por cada provincia) de Castilla y León. Este instituto de la Montaña Central lleva años realizando un encomiable trabajo educativo en esa línea –basado en la convivencia, la tolerancia y el respeto hacia la diversidad–, favoreciendo al mismo tiempo la resolución pacífica de los conflictos a través del diálogo y la comunicación.

En su página web, por ejemplo, se puede encontrar un completo dossier del proyecto “Pulseras violetas”, que el curso pasado le llevó a ser el único centro educativo leonés galardonado con uno de los tres premios a los mejores proyectos contra la violencia de género, concedido por la Consejería de Educación y la Fundación La Caixa. Un dato interesante es que este proyecto se haya realizado conjuntamente con el Ayuntamiento de La Robla –que desde hace tres años dedica una semana al año a la lucha contra esta lacra social–. En los talleres, debates y múltiples actividades programadas a lo largo del curso, tanto en el instituto como en el pueblo, participaron y se implicaron muchos de los 36 profesores y de los casi 500 alumnos del centro, bajo la coordinación de la psicóloga municipal, Maru, el orientador del IES, José Aurelio, y la profesora de Biología, Victoria López Ram de Viú. Todo un ejemplo de colaboración entre distintas instituciones, en este caso municipal y educativa.

Leer el resto de esta entrada »

Ernesto Rodera, con su lápiz, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

ERNESTO RODERA
/ Dibujante, columnista gráfico

LA VIDA EN UNA VIÑETA

“El humor tiene que ver con el miedo, es desesperación siempre”, dice este maestro de la sátira que se dedica a “crear opinión”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 18 de noviembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Llega unos minutos antes de tiempo, con pantalones de chándal y su chupa de cuero negro. “Tengo yoga dentro de dos horas”, avisa. “Empecé hace un mes y todavía no consigo relajarme, ni con el yoga ni con nada”. Charlamos y bebemos té, mientras cuenta que también va a nadar todos los días a mediodía, menos los viernes, que tiene tertulia en la radio, en la Ser. “Cuando empecé a correr, hace cinco años, me di cuenta de que el deporte es muy aburrido, pero hay que hacerlo porque es bueno”. De aquellas primeras carreras salió un libro: “La obligada compañía del corredor en círculos” (Ed. menoslobos), a partir de las reflexiones que iba anotando en un blog. Ahora escribe frases en Twitter y ya lleva más de cinco mil.

Rodera (León, 1966) es como una enciclopedia: puede hablar de cualquier cosa con datos, se sabe anécdotas, citas, frases y diálogos de películas, y hasta capítulos enteros de los Simpson… en español y en inglés (esto último no se lo he preguntado, pero estoy segura). Afirma que es “el tipo con más tiempo libre del mundo” pero dedica 24 horas al día a estar informado, para dibujar al menos una viñeta al día. “La mayoría de lo que sé no me sirve para nada. Pero para hacer crítica con humor hace falta mucha información”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

“Con la ética no se come”

“Estos días están saliendo a la luz los denominados Papeles del Paraíso y, como sucedió con los Papeles de Panamá, lo que revelan es cómo gente muy rica se las ingenia para ocultar sus fortunas y eludir impuestos, pagando a otras gentes (abogados, asesores) especializadas en eso”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 11 de noviembre de 2017 en El Día de León)

Hace unos días se convirtió en viral esta noticia: “El pedo de un hipopótamo acaba con tres visitantes del zoo ingresados”. Según explicaba el texto, la toxicidad de los gases emitidos por el  animal provocó que tres ancianos palentinos que se encontraban de visita en el parque de Cabárceno (Santander) tuvieran que ser hospitalizados. Se trataba de un fake (un bulo, una noticia falsa) que circuló por meneame.net, redes sociales y whatsapps, y que al final fue “replicada” por unos cuantos periódicos “serios”, sin comprobar su veracidad. “Un diario de León ha picado y ha publicado la noticia como buena. Hay que revisar las fuentes”, se puede leer en uno de los comentarios dejados en meneame.net. Pues sí, el decano de la prensa leonesa, al igual que otros medios, cayó en la trampa, aunque horas después de haberla publicado, retiró la falsa noticia de su web. Otros periódicos, como La Vanguardia, llegaron a ponerse en contacto con el parque de Cabárceno, confirmando el engaño. El fake había salido del portal ‘Hay Noticia’, una especie de ‘El Mundo Today’, especializado en inventar titulares humorísticos que a veces hacen gracia y a veces no. Normalmente estos fakes cantan por sí solos, pero éste en concreto estaba tan bien hecho que incluso aportaba el relato de un testigo de los hechos y unas declaraciones del cuidador del hipopótamo, con nombre y apellidos, lo que daba una mayor sensación de verosimilitud.

Proliferan, cada vez más, este tipo de noticias inventadas que pueden estar tan bien compuestas que dan el pego. Y la triste realidad es que empieza a resultar bastante difícil distinguir la verdad de la mentira. O peor: ya casi nos da igual que algo sea verdad o mentira.

En un mundo cada vez más complejo y enredado, los periodistas ya no son capaces de llegar al fondo de las cosas (falta de tiempo y de medios, obligaciones laborales y de producción, formación inadecuada en muchas áreas, sobreexplotación de recursos, intereses de empresarios y editores, sacrificio de la información de calidad por el sensacionalismo…). Pero de lo que empezamos a olvidarnos es de que el periodismo, ese viejo oficio que consiste en contarle a la gente lo que le pasa a la gente, es sobre todo un ejercicio de verificación. Resulta complicado (y costoso) hacer periodismo, buen periodismo, hoy como ayer. Y no digamos ya opinar, es decir, “pensar” sobre lo que pasa, sobre lo que nos pasa, sobre lo que ocurre aquí y allá, sobre lo que en el fondo nos afecta a todos en mayor o menor medida, como ciudadanos del mundo. Para opinar sobre algo es imprescindible estar informados. Pero nos faltan datos y parámetros básicos, y nos sobra información de baja calidad. Por no hablar de que cada vez hay más lugares de la realidad que permanecen en sombra, sin que nadie se ocupe de indagar qué ocurre ahí, sea por intereses creados o por falta de interés, o de recursos.

Leer el resto de esta entrada »

María Jesús Albaladejo Fresnadillo, ‘Chusa’, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

MARÍA JESÚS ALBALADEJO FRESNADILLO
/ Enfermera y periodista

POR EL MUNDO ADELANTE

Como enfermera ha trabajado en zonas en guerra y ha vivido la fuga de refugiados hacia Europa. Como periodista le gustaría hacer más…

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 4 de noviembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Viajera independiente, enfermera y periodista, Chusa (como la llaman sus amigos) lleva más de quince años viviendo entre León (donde nació en 1982), Barcelona y el Mundo, y aquí la palabra Mundo abarca distintos países de Europa, América, Oriente Medio, Asia Central, norte y oeste de África… “Lo mejor de la vida es la amistad. Y cuanto más viajas, más personas y cosas bonitas conoces. Tengo un mapamundi sobre la cama y siempre pienso que no me va a dar tiempo a verlo todo”, dice. Habla inglés, italiano, portugués y catalán. “Estudié árabe unos meses pero no podría comprar un chicle en ese idioma”. Se define como curiosa, sociable, cabezota… y la rutina le resulta “demoledora”.

“Me parezco bastante a la persona que quería ser de pequeña. Crecí viendo el hospital, donde mi padre fue celador y auxiliar. Y mi madre es super cuidadora, trabaja en casa, cuida ancianos. Uno de mis abuelos murió joven, porque no había un sistema sanitario fuerte. Mi abuela materna fue refugiada, recorrió España sola. Mi otro abuelo era republicano, estuvo en la cárcel. Ellos me contaban historias de la guerra, y el tema de las injusticias, de la arbitrariedad… siempre estaba ahí”.

Leer el resto de esta entrada »

Recitando con Nuria Ruiz de Viñaspre, en el CentroCentro (Madrid, 2013). Haz un CLICK para ir a la reseña de Francisco Caro…

Reseña del poeta Francisco Caro, en su blog Mientras la luz, de un recital ofrecido por Eloísa Otero en CentroCentro (Madrid) el 19 de diciembre de 2013, dentro del ciclo Favorables Madrid Poema organizado por Juan Carlos Suñén.

Manuel AO, Mareva Mayo, Víctor M. Díez y Eloísa Otero en la timba poética en la sede de Pi. Fotografía: Juan Luis García.

“Antes de la extinción”, timba poética de participación abierta, organizada por OLLAGORU, festival independiente de polipoesía que tuvo lugar en UAW/MF, la sede de Producciones Infames en la noche del sábado 28 de octubre de 2017, a partir de las 00.30 horas.

  • El álbum completo de fotos que hizo esa noche Juan Luis García → AQUÍ

 

Página de El Día de León.

OPINIÓN / VILANOS

Seso, sexo, redes y chats

“Tenemos millones de mundos e inframundos al alcance del pulgar, miles de puertas abiertas a la aventura del conocimiento compartido, pero también miles de puertas hacia lugares oscuros”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 28 de octubre de 2017 en El Día de León)

“Yo, si tuviera una columna de derechas, la titularía: ni don Juan ni Juanito. El colmo de la equidistancia”. La cita es de Y. B., autor con G. Q. del libro “No me acuerdo”. Y, además de hacerme gracia, viene al pelo para ilustrar la sensación de vivir en un país surrealista que nos acompaña estos días. Me gustaría componer una columna solo con citas de distintos autores (algún día lo haré), como si fuera una obra musical con distintas voces, sobre todo ahora que, por el cambio de diseño de este semanario, tengo que escribir más que antes para llenar este espacio. Lo que me pregunto es cuántos de los posibles lectores de esta columna llegarán a leerla entera. Porque eso de “leer” es un ejercicio venido a menos, como quedó patente en el congreso Capital del Columnismo que hace unos días acercó a León a algunas de las grandes plumas de la prensa española (20 hombres y 5 mujeres). Y aunque este congreso no se viera precisamente colmado de público, sí que ha dado mucho de sí, por lo menos en algunas redes y chats de wasap.

Las actividades culturales reúnen a veces a un público mínimo, pero peor sería que no las hubiera. Las últimas semanas han estado especialmente repletas de actos en León, por donde pasó el novelista rumano Mircea Cartarescu, Premio Leteo 2017, quien se definió a sí mismo como “un hombre que escribe para entender su situación”. Y como la cultura es sobre todo un lugar de encuentro, entre gentes que coinciden asidua o puntualmente para trasmitir, recibir y compartir experiencias, conocimientos, energías y posibilidades creativas… (algo refrescante y muy recomendable para tener la mente abierta), el martes me acerqué al Musac para asistir a “Usuario”, una de las propuestas del festival independiente de polipoesía Ollagoru. Allí, en una pequeña sala del museo, entre 25 y 30 personas asistimos a una singular performance, concebida como un experimento social de carácter escénico, y que consistió en la intervención performativa de tres actores de la compañía Acéfalo Narciso en una plataforma de video chat en directo.

Leer el resto de esta entrada »

La esquiadora María Martín-Granizo Ferreiro, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

MARÍA MARTÍN-GRANIZO FERREIRO / Esquiadora

PASIÓN POR EL DEPORTE

Su cara de felicidad cuando esquía “a toda pastilla” lo dice todo. María es una fenómena que rompe barreras… “¡A fuego Leita!”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 21 de octubre de 2017 en la última página de El Día de León)

A sus once años, María Martín-Granizo Ferreiro (León, 2006) puede presumir de ser la primera esquiadora española con discapacidad que compite en la Copa Cordillera Cantábrica y en el circuito alpino Audi Quattro Cup “de forma inclusiva”, es decir, con esquiadores que tienen dos piernas. Aunque María solo tenga una, eso nunca ha sido un problema para ella, todo lo contrario, le ha servido de acicate. “Como dice mi hermano Rodrigo, en vez de minusvalía tengo masvalía”, apunta con una enorme sonrisa. “Me encanta esquiar desde bien pequeñita, soy súper rápida… Y aunque no quede la primera, no me importa, porque mi premio es pasarlo bien, romper barreras y enseñar a otros a que pueden hacerlo”. Cuando tiene que ir a una carrera dice que se despierta “con un humor de perros, pensando en si va a hacer buen día o si la nieve estará en buenas condiciones”. Sin embargo, no es éste el único deporte que la apasiona. María aprendió a andar en bici con seis años y también practica natación, surf, patinaje en línea y este año se ha apuntado a kárate con su hermana.

Sabe que todo se lo debe a sus padres, Rafa Anel y Natalia, fanáticos de los deportes de montaña. “Ellos son muy divertidos y siempre me han animado a hacer cosas y a no tener miedo por ser diferente. Empecé a esquiar a los cinco años y de pequeña no podía competir con niños de dos piernas. Así que me puse a entrenar duro para poder hacer lo mismo que Cecilia, mi hermana melliza, y mis padres convencieron a la Federación para que pudiera competir en las mismas condiciones que el resto”. Desde hace cinco años María forma parte del Club Deportivo Leitariegos, el único Club inclusivo de esquí que existe en España. “Me han apoyado muchísimo: los del Leita, donde mi tío Julio Anel es entrenador, y los del equipo de la ‘Fundación También’, de la que Irene Villa y Teresa Silva son miembros destacados. Todos son súper majos conmigo y me han ayudado a superarme. Y mi tío Isaac, fisioterapeuta, que me cuida y me da masajes todas las semanas”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

¿La independencia era el McGuffin?

Necesitamos políticos con otra “actitud”, que contribuyan a mejorar nuestras condiciones de vida, no a empeorarlas

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 14 de octubre de 2017 en El Día de León)

Diez de octubre. Me he pasado la tarde trabajando en el ordenador y, aunque la tele estaba encendida, reconozco que no me he enterado de casi nada. Alguien acaba de poner en facebook: “Puigdemont ha aceptado el consejo de Ada Colau. ¡Bien!”. En el muro de otro amigo (F.T.) leo esta otra ironía: “La declaración de independencia que se pactará será una declaración en diferido en forma efectivamente de simulación, simulación de lo que hubiera sido en diferido en partes de lo que antes era una declaración de independencia…”.

Leer el resto de esta entrada »

Mónica Jorquera, con su violonchelo (y una de las muñecas de su proyecto-exposicón “Trazos de memoria”), en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

MÓNICA JORQUERA

LA INQUIETUD CREATIVA

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 7 de octubre de 2017 en la última página de El Día de León)

“Si tuviera que salir de casa corriendo, por un incendio… me llevaría el chelo, sin duda”. Mónica Jorquera (León, 1987) concita en sí dos pasiones: la música y las artes plásticas, de forma innata y vocacional. Su padre, Francisco, es médico; su madre, Manuela, técnico de laboratorio. “En mi familia nadie toca ni la pandereta, aunque mi madre pinta en plan amateur y es súper creativa a la hora de resolver problemas. Lo de la música lo tuve claro desde pequeña. También me gustaba leer y escribir cuentos. Pero lo del arte es algo que he ido conquistando”, explica. De hecho, su exposición ‘Trazos de memoria’, que hasta el 15 de octubre se puede ver en la galería Ármaga, además de belleza y fuerza poética contiene un relato: el de una niña que se marchó de su pueblo y, al volver, intenta reconstruir la casa de los abuelos a base de sus recuerdos infantiles. “Yo no tengo pueblo, es algo que echo de menos. Y el tema de la familia y el hogar me persigue desde mi primera exposición en 2014, lo he asumido y es algo sobre lo que quiero seguir trabajando”.

Se define como inquieta, muy curiosa y con mucho nervio: “Por dentro soy un torbellino”. Estudió diez años de violonchelo (grado medio) y cursó Bellas Artes en Salamanca, donde sufrió “un bloqueo terrible” y los profesores Pepe Fuentes y Concha Sáez le ayudaron a saber por dónde tirar. Completó la carrera con un Máster de Grabado en Castellón, empezó a explorar nuevas técnicas (como el grabado sobre barro) y, cuando regresó a León para desarrollar distintos proyectos con el colectivo Galbana (que fundó en 2008 junto a nueve compañeros de la Facultad), optó por cursar aquí el Ciclo Superior de Grabado en la Escuela de Artes. “Cuando terminé la carrera tuve una crisis de futuro. No es que nos prometiesen mucho a los de mi generación, pero no sabía que todo fuera tan difícil. Hice las prácticas de profesorado, descubrí que me encantaba dar clase, pero no me gusta nada cómo está planteada la enseñanza, así que descarté opositar”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Necesitamos nuevos horizontes

Unamuno definió el nacionalismo como “la chifladura de exaltados echados a perder por indigestiones de mala historia”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 30 de septiembre de 2017 en El Día de León)

Nadie sabe qué pasará este domingo, 1 de octubre, ni qué pasará a partir del lunes, día 2. ¿Se desbordará “la cosa”? ¿No se desbordará? ¿Se ha desbordado ya? Todo es oscuro. Empezamos a ignorar de dónde venimos, y tampoco sabemos muy bien a dónde vamos.

Me gustaría citar aquí al gran periodista Ryszard Kapuscinski, un párrafo de su libro ‘Los cínicos no sirven para este oficio’: “Estoy convencido de que el siglo XX ha sido un siglo extremadamente fascinante. Generalmente, ha sido descrito como un siglo de desastres: la Primera y la Segunda guerras mundiales, las dictaduras, los regímenes totalitarios, el fascismo, el comunismo… Yo creo que en el siglo XX hemos vivido una experiencia histórica única: la creación de un planeta independiente”. Y lo argumenta de esta manera: “Si cogemos un mapa de nuestro planeta tal y como era a principios de siglo y uno de como es al final, tendremos dos situaciones completamente distintas. En la primera encontramos pocos estados independientes, y el resto del mundo vive bajo la dependencia colonial o semicolonial. Hoy encontramos casi doscientos estados independientes, y su número sigue creciendo todavía. El colonialismo ha dejado de existir y las colonias ya casi no existen. Aunque el nivel económico de muchísimas naciones es bajísimo, aunque existen sociedades muy infelices, vivimos en un mundo en el que casi seis mil millones de personas son, por lo menos nominalmente, seres humanos políticamente independientes. Creo que ésta es una característica positiva de nuestro siglo”. Kapuscinski se consideraba “uno de los testigos de este fenomenal acontecimiento, que nunca antes había ocurrido en la historia de la humanidad, y que no volverá a repetirse”. Y a contarlo dedicó toda su obra y su vida.

Leer el resto de esta entrada »

Alberto Díaz, con un ovillo de hilo de lana de oveja merina española y trashumante, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

ALBERTO DÍAZ

AL HILO DE LA TRASHUMANCIA

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 23 de septiembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Como actor, Alberto Díaz tiene un rostro muy reconocible. También es guionista y realizador. Pero detrás de su imagen pública se esconde un trabajador incansable y un emprendedor imaginativo. Aunque estudió Informática, lleva más de 30 años en el campo de la moda y la costura, que es lo que le da de comer, como asesor de grandes marcas nacionales e internacionales. También ha montado empresas de diseño y confección y se ha arruinado en varias ocasiones, pero siempre fue capaz de renacer de sus cenizas. “Me gustan los retos”, afirma. Cuando habla de su último proyecto, la plataforma ‘Made in Slow’, y de cómo ha logrado desarrollar un hilo de lana de oveja merina española único en el mundo, transmite pasión.

Fue en 2014 cuando Fito y María José, propietarios de La Somoza Bar-Gastronómico, le propusieron realizar una película para unas jornadas sobre la trashumancia. “Me puse a investigar, pero se me cayó el alma a los pies al ver cómo estaba el sector. Porque la trashumancia va a desaparecer, y con ella más de 800 años de cultura y biodiversidad”. Así que, en lugar de hacer la película, decidió emplear su energía en “inventar” algo para revertir la situación. Para ello contó con dos personas clave, Manuel Rodríguez Pascual, una eminencia en el tema, y Félix García, experto en mastines y careas, quienes le pusieron en contacto con pastores y ganaderos. “En España la lana de las ovejas merinas se vende muy barata a China y a Italia, no se trasforma en un valor añadido. Pero esa lana tiene una calidad excelente para hacer diferentes hilados”, explica. A partir de ahí, buscó cómo fabricar algo que no existía en el mercado: un “hilo de lana de oveja merina, española y trashumante”, con el que ha empezado a crear “productos con alma”, bajo criterios de sostenibilidad.

El objetivo final de ‘Made in Slow’ (madeinslow.com) es “reivindicar y recuperar la trashumancia, creando una serie de productos relacionados con la lana merina trashumante, dando valor a la misma y repercutiendo parte del beneficio en el pastor, para que de esta manera sea viable su oficio. ¿Qué hacemos? Visitar a los pastores, comprobar que son trashumantes o trasterminantes, y apalabrar la compra de lana. Todos los procesos industriales que intervienen en la fabricación del hilo se hacen en España”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Sobre la muerte de los pueblos

Como dice Luis Antonio Sáez, “un maestro, conexión a Internet o una asociación cultural pueden dinamizar más un territorio que un polígono industrial”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 16 de septiembre de 2017 en El Día de León)

En cuatro pueblos leoneses —Villademor de la Vega, Lillo del Bierzo, Susañe del Sil y Santa María de la Isla— este año se han cerrado las puertas del cole. En ninguno de ellos se ha podido cubrir el cupo mínimo de cuatro estudiantes, de entre 3 y 12 años de edad, para continuar con la enseñanza Infantil y Primaria. En toda Castilla y León suman 14 las localidades donde, a partir de este curso, las escuelas no volverán a abrir sus puertas hasta… ¿quién sabe cuándo? quizá nunca más. El fenómeno es imparable, y se repite año tras año. Vivimos en la comunidad autónoma más envejecida de Europa, perdemos población a pasos agigantados, la falta de oportunidades laborales está impulsando a los jóvenes y no tan jóvenes a emigrar a donde sea en busca de alguna oportunidad, porque aquí ya no hay ninguna. Cada vez resulta más difícil vivir en un pueblo. El mundo rural hace tiempo que entró en coma, y no parece que haya marcha atrás. En algunas localidades el panorama es absolutamente desolador.

Sin embargo… “un maestro, conexión a Internet o una asociación cultural pueden dinamizar más un territorio que un polígono industrial”. Lo dice Luis Antonio Sáez, profesor de Economía y director de la nueva Cátedra de Despoblación de la Universidad de Zaragoza. Y tiene todo el sentido. Fue el pasado mes de junio cuando la Universidad y la Diputación de Zaragoza anunciaron la creación de la primera cátedra de España dedicada a la despoblación. En estos meses de verano la cátedra ya ha participado activamente en la elaboración del plan contra la despoblación del Gobierno de Aragón, que se quiere aprobar en octubre. Según Luis Antonio Sanz, más que recuperar población el objetivo debería ser “mejorar la calidad de los vecinos que vivan en el medio rural”. Y es obvio. Los pueblos necesitan servicios sociales esenciales, básicos, como sanidad y educación. La conexión a Internet es tan fundamental en los tiempos que vivimos como el agua corriente, la electricidad o el teléfono. No se puede vivir sin eso. Y luego está la cultura, que no solo aporta calidad de vida, sino muchas otras cosas. Porque la cultura es, y puede ser, un importante motor de cambio y transformación de una realidad social y económica deprimida. Por poner un ejemplo: solo hay que fijarse en Bilbao para ver lo que ha supuesto para la ciudad –sumergida en un duro proceso de desindustrialización– un museo como el Guggenheim. En esta provincia también contamos con ejemplos de cómo un centro cultural puede funcionar como revulsivo para toda una comarca y más allá. En ese sentido la Fundación Cerezales resulta emblemática, o el Museo de la Minería y de la Siderurgia, en Sabero, o el MIHACALE de Gordoncillo…

Leer el resto de esta entrada »

Fuencisla Gómez, con su perra galga Uma, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

FUENCISLA GÓMEZ ÁLVAREZ

JOYAS CON ENTRAÑAS

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 9 de septiembre de 2017 en la última página de El Día de León)

“De pequeña me las ingeniaba para inventar mis propios juguetes y ya entonces hacía pendientes, pulseras…”. Fuencisla Gómez (León, 1976) tiene claro que siempre le gustó hacer cosas con las manos. ¿Le viene de familia? “Mi tío es maestro carpintero, mi bisabuelo fue maestro fundidor, mi tía es pintora, mi madre hace grabado…”. La vida, sin embargo, le llevó por otros caminos antes de tener claro a qué quería dedicarse. Con 18 años se fue a Madrid, donde estudió Administrativo antes de trabajar en una compañía de transporte internacional. De ahí saltó a una de las principales productoras de televisión, Gestmusic, en la que estuvo siete años. “En esa época ya me había dado cuenta de que quería hacer joyería. Buscando alambres y piedras fui descubriendo tiendas viejas de abalorios y empecé a trabajar mis piezas, sin pretensiones, al tiempo que buscaba alguna escuela para aprender… pero tenía un horario de trabajo infernal y no pudo ser”. En un momento dado, Gestmusic le ofreció un traslado a Barcelona. Ella se lo pensó y optó por volver a León. Aquí encontró trabajo en una editora musical, State One. Cuando esta empresa tuvo un parón, se matriculó en el Centro de Oficios para aprender joyería. Y en 2012 montó su propio taller, ‘Moi Même’ (‘Yo Misma’), repartido en dos espacios, uno donde funde los metales y otro donde trabaja realmente, con su ‘astillera’ (mesa especial para joyeros, para lijar, pulir…), la ‘segueta’ (sierra de calar), limas, lastras, embutidora, banco de estirar… y un sinfín de herramientas.

Leer el resto de esta entrada »

Susi y Miguel Ángel Nistal Álvarez en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

SUSI Y MIGUEL Á. NISTAL

AMOR VERDADERO

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 26 de agosto de 2017 en la última página de El Día de León)

Lo primero que sorprende de “Amor Verdadero Quesos y Vinos” es el nombre, pero, como sostienen sus dueños: “¿qué amor hay más verdadero que el del queso y el vino?”. Lo segundo es que esta tienda luminosa abriera sus puertas en plena crisis y haya logrado sobrevivir. Pero… ¿quién puede resistirse al encanto y buen hacer de los hermanos Nistal?

Susi nació en 1963 en Zacos, La Cepeda. Sus padres eran de allí, aunque se mudaron pronto a León y abrieron una carbonería en Los Cubos, pensando en un futuro mejor para sus hijos. Susi estudió Turismo, trabajó mucho en la hostelería, y vivió en Sevilla y Altea antes de volver a León, donde se casó y tuvo una hija, María (“lo mejor que he hecho en mi vida”). Emprendedora, montó una tienda de ropa, Betty Pop (“lo traía todo de Londres”), y un bar, el Lorca (“en honor al poeta”). Pero su verdadera pasión es la sumillería, que descubrió hace más de 15 años gracias a un curso en el restaurante Vivaldi. Aquello la empujó a sumergirse en los secretos del vino y durante dos años (2010 y 2011) logró clasificarse para la final de la ‘Nariz de Oro’, galardón que designa al mejor sumiller del país. Miguel Ángel, por su parte, nació en 1975, estudió Derecho y Empresariales en el ICADE (Madrid) y volvió a León para trabajar primero en la carbonería familiar y después en Antibióticos y Vitatene, como responsable de producción hasta 2010. “Mi trayectoria engaña, porque soy el tipo más de letras del mundo, lo que me gusta es leer”, dice. “Y también escribir”, apunta su hermana.

Leer el resto de esta entrada »

Sonia Pacho Luengos, en la última página de El Día de León. Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

SONIA PACHO LUENGOS

KOSIKAS Y TELARES

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 12 de agosto de 2017 en la última página de El Día de León)

Chalecos sin mangas con mochila caparazón incrustada en la espalda, para ir en bici. Gabanes antimilitaristas de línea sastre. Abrigos que al echar la parte de arriba hacia atrás… se convierten en falda (“¿Por qué falda no para los hombres? ¿Por qué ropa de género?”). Todo muy funcional. Con muchos bolsillos y pistoleras con cremalleras bien puestas, para no perder las cosas… Así es la ropa que diseña Sonia Pacho. Prendas únicas, porque nunca le salen dos iguales, pero también prácticas, cómodas, cuidadas, distintas, con diferentes utilidades… y con un toque punk vintage muy singular.

Sonia llega con su perrito Chuquín en el bolso (“el pobrecito nació con una enfermedad y no puedo dejarle solo, voy con él a todas partes… ¡Parezco Paris Hilton!”) y lo primero que enseña es un portafolios con los diseños de su nueva colección, “No Number’, que parte “de la descontextualización de los campos de concentración” y para la que usará “esas telas a rayas con las que se forraban antes los colchones”. Está muy contenta con este trabajo. “Yo no quiero solo hacer ropa, sino crear, cambiar las formas de vestir, romper con la uniformidad”, apunta.

Leer el resto de esta entrada »

Gelen Efe en la última página de El Día de León. Fotografía: Adrián Gález / El Día de León.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

GELEN EFE

DEL VINILO AL PENDRIVE

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 29 de julio de 2017 en la última página de El Día de León)

Gelen Efe fue la primera mujer Dj de León, a finales de los 70, y sigue en la brecha, pinchando música aquí y allá, donde la llaman: Dickens Tavern, Bar Belmondo, Hotel Quindós, Delicatessen, Santo Martino, fiestas de barrio… Si antes pinchaba vinilos, ahora lleva consigo sus pendrives, en los que caben todos los temas que le gustan. Hemos quedado en el Macondo, un bar de moda en el entorno de Puerta Castillo, donde pinchó hace unos días. “Cuando pones música en un bar se trata de que la gente se quede y disfrute, que les dé rabia marcharse… A mí me encanta mezclar clásicos con novedades, en función del público y el lugar. Soy ecléctica, pincho desde los B52’S hasta Acid Arab, pasando por Stromae, Wilco o Devendra Banhart. Para escuchar jazz está tu casa. La gente quiere bailar…”. Su estilo ha creado escuela, y entre sus “alumnas” cita a Mónica Vicente.

Gelen nació en 1952 en Teverga (Asturias), el pueblo de su madre, “al pie de la senda del oso”, pero siempre vivió en León. Su padre era de Villahibiera, donde ella conserva la casa familiar (“Villa Modorra”) en la que pasa los veranos. De joven militó en el PCE (la echaron con otros 41 militantes) y estudió Sociología Política en la Complutense. A los 25 años se casó con el músico Kike Jiménez (Cardiaco) y se separó poco después. “Volví a León, empecé a pinchar en El Rosales, El Cawis… y a colaborar en prensa musical”. Recuerda su primer artículo, sobre el concierto de los Rolling en el Estadio Calderón, en 1982. “Allí estuve, al lado de Antonio Flores, y cayó una buena tormenta…”.

Leer el resto de esta entrada »