Archivos para las entradas con etiqueta: Antonio Gamoneda

OPINIÓN / VILANOS

El tiempo lee poemas

“Hay libros que, con el tiempo, se pueden leer con otra luz y que, a la vez, arrojan nueva luz sobre el tiempo…”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 7 de enero de 2017 en El Día de León)

Entre la Casa de Botines y el Banco Herrero hay un pequeño pasillo empedrado. Cuando la verja esta abierta, si se entra ahí, se pueden leer unas palabras del revés (forman parte de una vidriera), inscritas sobre el edificio bancario: “La luz es para todos los hombres. / También la tierra lo será algún día. / Si tu pensamiento es libre como la luz / que tus manos sean generosas como la tierra”. De vez en cuando estos versos saltan a las redes sociales, sin que nadie sepa decir a quién pertenecen. Pues bien, son versos de Antonio Gamoneda, como me confirmó un día el autor de la vidriera, Luis García Zurdo.

Gamoneda vive un poco más arriba, cerca de la catedral, y sin duda es el mejor poeta de su barrio, como se ha definido él mismo en alguna ocasión. Pero también es uno de los más grandes poetas vivos en nuestra lengua, y eso lo dicen sus libros sin decirlo: solo hay que abrirlos para darse cuenta de que la suya es la obra de un poeta universal y sin fronteras, una obra que es ya “patrimonio de todos”. Y sin embargo… ¡qué poco se ha leído a Gamoneda en su propia tierra, donde ciertos autores y hasta algunos insignes catedráticos de literatura siguen manteniendo que la suya es una “poesía hermética” y que “no se entiende”!

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

OPINIÓN / VILANOS

¿Suicidios o crímenes sociales?

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 4 de septiembre de 2016 en El Día de León)

Hace poco más de tres años, el 4 de abril de 2012, Dimitris Christoulas, un farmacéutico jubilado de 77 años, se quitó la vida pegándose un tiro frente a la sede del Parlamento griego, en la plaza Syntagma de Atenas. Su suicidio y la nota que se halló en un bolsillo de su abrigo conmovieron al mundo, aunque ahora casi ni nos acordemos. Su nota decía: “El gobierno de Tsolakoglou [en irónica alusión al primer presidente griego que colaboró con los nazis durante Segunda Guerra Mundial] ha aniquilado toda esperanza para mi supervivencia, que estaba basada en una pensión muy digna que, yo solo, pagué durante 35 años sin ayuda del Estado. Y ya que mi avanzada edad no me permite un modo de responder activamente —aunque si un compañero griego fuera a coger un kalashnikov, yo estaría detrás de él—, no veo otra solución que darle este final digno a mi vida, ya que no me quiero ver buscando en los cubos de basura mis medios de subsistencia. Creo que esa juventud sin ningún futuro se levantará algún día en armas y colgarán a los traidores de este país en la plaza Syntagma, justo como hicieron los italianos con Mussolini en 1945”.

Cuando se suicidó Dimitris, la tasa de suicidios en Grecia había pasado, en solo tres años, de ser la más baja de Europa a convertirse en la más alta del continente, a causa de la gravísima crisis económica y a los problemas de depresión y ansiedad derivados de ella.

También en 2012 empezaron a sucederse en España terribles sucesos como éste: “Amaia Egaña, de 53 años, ha muerto en Barakaldo tras arrojarse por la ventana cuando se iba a proceder al desahucio de su vivienda”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Nacer en otra especie

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 24 de julio de 2016 en El Día de León)

“La vergüenza es un sentimiento revolucionario”. Con esta cita de Karl Marx encabeza Antonio Gamoneda un poema estremecedor, titulado “Malos recuerdos”, perteneciente a su libro “Blues castellano”. Este poema, en el que Gamoneda expone sus sentimientos ante algunos comportamientos vergonzantes de su infancia —como maltratar a una perra o robarle a un soldado la carta de su madre—, se ha convertido en emblema de la antología de poesía que ha realizado la plataforma “Capital animal” para concienciar sobre los derechos de los animales.

La antología —que a su vez lleva por título otro verso del poeta leonés: “Naciendo en otra especie” (“Yo estoy naciendo en otra especie y el exterior es lívido”)— quiere ser “una respuesta a la violencia, a la vergüenza que supone el dolor infligido a los animales”, en palabras de Ruth Toledano y Marta Navarro García, encargadas de la edición. Pero va más allá. Como escribe Navarro, “la historia nos ha demostrado que con los animales practicamos la dominación y la discriminación hasta convertirlos en propiedad, al igual que antes hicimos con personas de otras etnias, de otro credo o de otro género”.

Leer el resto de esta entrada »