Archivos para el mes de: diciembre, 2017

Pablo García (Pablo Je Je) en la última página de El Día de León. / Fotografía: Adrián Gález.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

PABLO GARCÍA (PABLO JE JE)
/ Ilustrador y fotógrafo

VUELTA DE TUERCA A LO REAL

Como hay miles de Pablos García, este artista del humor y del collage firmaba Pablo Ga Ga. Hasta que llegó Lady Gaga… y se puso Pablo Je Je

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 30 de diciembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Quedamos en su casa, en el corazón del Barrio Húmedo. Al llamar a la puerta, los bigotes que ejercen de felpudo dibujan la primera sonrisa. Pablo ha preparado un almuerzo riquísimo y hablamos de su trayectoria. “Me considero ilustrador, pero la fotografía me vuelve loco”, dice. Ha ganado, entre otros, el Premio Nacional de Fotografía Científica (con la imagen de un perro oliendo a un escarabajo) y ha montado exposiciones bien distintas. La última, ‘Corto y cambio’, se puede ver estos días en el Centro Leonés de Arte (CLA). Si la visitan, se sorprenderán riendo ante sus divertidos collages llenos de ironía, imaginación surrealista, inteligencia y paradojas… Porque si algo derrocha este creador es sentido del humor, inseparable de su mirada crítica. “Empecé con los collages en 2016, como terapia. No tenía trabajo y me apunté a un proyecto en la Red, donde cien autores realizan un collage cada día a partir de una misma imagen. Fue un gimnasio para mí, empecé a dar una vuelta de tuerca a las imágenes…”.

Es en sus libretas donde plasma sus ideas, aunque luego las trabaje en el ordenador. “Llevo toda la vida con un lápiz entre las manos, mis libros de infancia están llenos de dibujos. Mi madre era patronista y mi abuela, a sus 90 años, sigue cosiendo y hace tapices… es una artista. Con ellas aprendí que el arte puede ser terapéutico”. Pablo siempre fue de ciencias puras. “Me matriculé en Agrícolas, pero no me gustó. Un amigo me animó a preparar el acceso a Bellas Artes en Salamanca, y esa carrera divertida y sanadora me cambió la vida”. Tras especializarse en Diseño y Audiovisuales trabajó en publicidad y luego diez años dando clase en un colegio concertado, sin renunciar a su obra personal. A esa etapa pertenece ‘Desideratum’, una serie de retratos “de personajes con vidas difíciles, alejados del canon de belleza”, collageados a partir de fotos superpuestas. “Soy tímido; por no atreverme a fotografiar a gente que me llama la atención, empecé a crear pequeños monstruos y acabé poniéndoles un aura, son entrañables”.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

“Complot familiar”. Mi contribución al libro “La palabra en la noche” (Editorial Cultural Norte, León, 2017), con relatos y poemas alegóricos a la Navidad de una treintena de autores leoneses, recopilados por Mara Ramos Diez:

Navidad 2017.

OPINIÓN / VILANOS

La Sanidad que nos duele

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 23 de diciembre de 2017 en El Día de León)

Deberíamos protestar más, quejarnos más, como trabajadores o como usuarios, cuando algo en el sistema público no funciona y cuando no se respetan nuestros derechos, en lugar de resignarnos. El próximo 20 de enero está convocada una gran manifestación en Valladolid, bajo el lema “Nos duele la Sanidad”, para denunciar, una vez más, el decadente estado de este servicio y para reivindicar una Sanidad cien por cien pública, universal y de calidad.

Uno de los muchos síntomas del mal estado de la Sanidad en esta Comunidad es que Medora, el sistema informático que regula las consultas y citas médicas, el acceso a historiales de los pacientes, la prescripción de recetas… cada poco se cuelga y se cae. Su renqueante funcionamiento desde hace más de 14 años no solo perjudica a los pacientes y usuarios, sino que pone zancadillas al trabajo de muchísimos profesionales sanitarios. Estas últimas semanas lo hemos sufrido cuantos hemos tenido que acudir a un centro de salud, ya que Medora ha estado inoperativo hasta cuatro días seguidos, para desesperación de pacientes, médicos y enfermeros. “Lo siento, pero se ha caído el sistema informático y no podemos hacer nada. Pidan cita de nuevo para otro día…”. La doctora del centro de salud de un pueblo a las afueras de León explicaba así, a las personas que esperábamos consulta el pasado lunes, que no iba a poder atendernos, ni acceder a nuestras historias clínicas, ni darnos recetas, ni nada. Días antes me había sucedido lo mismo en otro centro de salud de la capital, al que acudí para resolver asuntos de un familiar.

Hace tiempo que los partidos de la oposición piden la destitución del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y no solo por los graves fallos que arrastra el sistema Medora. Porque el problema va más allá: es estructural. Esta misma semana el portavoz de Podemos en las Cortes regionales, Pablo Fernández, ha vuelto a pedir a Sáez Aguado que rinda cuentas sobre cuáles son las empresas que gestionan el sistema Medora y si han sido siempre las mismas. También sobre el coste que ha tenido este sistema para las arcas públicas desde el año 2010. Porque resulta que nada se sabe, nada sabemos los ciudadanos, a ciencia cierta, sobre esas “pequeñas” cuestiones, al parecer tan “íntimas” o tan “privadas” de la Consejería, relacionadas con la gestión de la sanidad pública en Castilla y León. Pero el consejero, que tiene pendientes en las Cortes más de 40 comparecencias, sigue negándose a informar, evidenciando la falta de transparencia del Gobierno regional y de su consejería.

Leer el resto de esta entrada »

Juan Mayoral en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

JUAN MAYORAL
/ Prestidigitador, creador de trucos

EL SUEÑO DE LA MAGIA

Ha saboreado el mejor éxito dentro de su profesión: alcanzar la meta más alta dentro del anonimato. Y no se le ha subido a la cabeza

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 16 de diciembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Pongamos que hay cien magos importantes en el mundo. Y que uno de ellos vive y pasa desapercibido en León. Se llama Juan Mayoral y desde 2004 es el responsable de que los mejores ilusionistas del planeta pasen por esta ciudad en navidad. Un sueño cumplido. “Los magos nos conocemos todos, somos una familia. Sé lo que ha inventado cada uno, porque los trucos tienen autor”.

Juan Mayoral (León, 1958) fabricó sus primeros trucos con nueve o diez años. Había visto actuar a un mago en el colegio y ese día supo que quería ser profesional. Su hermana le regaló un libro de magia, y empezó a crear sus artilugios y a cultivar secretos. Siendo adolescente ya actuaba en discotecas, colegios, salas de fiesta, asilos de ancianos… Cuando terminó el COU, pese a oposición de la familia, dejó de estudiar para iniciar su gran carrera autodidacta. Se puso un nombre artístico: Alex el Mago. Alcanzó cierta fama… Y de pronto desapareció, dejando un halo de misterio.

Durante veinte años, o más, sus admiradores le perdieron la pista. Pero Juan Mayoral seguía aquí, en su casa del Barrio Húmedo, creando trucos y viajando en solitario por los cinco continentes, actuando y dando conferencias en congresos internacionales de magos, para vender sus creaciones a los mejores profesionales. “Me ha ido muy bien. El mercado de la magia es mundial. Hay grandes magos, no son muchos, pero también hay millones de aficionados que te compran los trucos”. Para llegar ahí tuvo que formarse en distintas disciplinas: teatro, química, mecánica, electrónica, psicología… “Entiendo de muchas cosas que sirven para la magia, me he formado preguntando, asesorándome con personas que saben. Conservo un maletín pequeño, con los trucos que fabriqué de niño. Viajo con él. Cuando doy conferencias, al final muestro esos objetos y explico que en ese maletín se encuentra el secreto de la magia. Porque, en la infancia, la cantidad de energía que uno deposita en un sueño es la semilla de lo que uno va a ser en su vida”.

Leer el resto de esta entrada »

Presentación del libro de Ignacio Fernández en el Coherencia Ecobar de Ponferrada.

Presentación del libro “Postcontemporáneos”, de Ignacio Fernández Herrero, con Xosepe Vega y el editor Héctor Escobar, en Ponferrada, el pasado 13 de diciembre de 2017.

El libro, publicado por Eolas Ediciones, reúne artículos publicados durante cuatro años bajo ese epígrafe en la plataforma digital TAM TAM PRESS. Con prólogo de Salvador Gutiérrez (profesor de la Universidad de León y académico de la RAE) e introducción de Eloísa Otero (periodista y editora de Tam Tam Press).

 

OPINIÓN / VILANOS

¿Contra qué enloquecemos?

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 9 de diciembre de 2017 en El Día de León)

Parece, a veces, que tan solo una especie de membrana muy fina separase la sinrazón de la cordura, una membrana que se puede romper muy fácilmente, por distintas circunstancias. Como advirtió el escritor Paul Bowles: “Cualquier cosa le puede suceder a cualquier persona en cualquier lugar y en cualquier momento”. Y cómo anotó el pintor Basquiat: “Sé que un día doblaré una esquina y no estaré preparado para lo que me encuentre”.

Esta crisis y todo lo que se ha llevado por delante (estabilidades, derechos, trabajos, sueldos, hogares, sueños, expectativas de futuro…) ha provocado sin duda un incremento significativo de los trastornos mentales. Y es que ahora mismo hay demasiados ciudadanos en riesgo de exclusión social, demasiadas personas válidas y habilidosas sin trabajo, demasiados jóvenes sin horizontes, demasiados ancianos cada vez más solos, demasiados seres humanos vulnerables abandonados a su suerte… ¿Quién no conoce a alguien más o menos cercano (entre la familia, amigos, conocidos…) en esa situación?

Se habla de nuevos trastornos mentales, que apenas empezamos a entrever, a los que se suele englobar en el apartado genérico de “trastornos de personalidad límite”, un cajón de sastre al que va a parar todo lo que no se sabe cómo nombrar, o cómo diagnosticar.

¿Por qué enloquecemos? ¿Contra qué enloquecemos? Entre las muchas respuestas posibles, hay una que da vueltas en mi cabeza: a veces enloquecemos contra nosotros mismos, cuando nos sobrepasan las dificultades, cuando no logramos encontrar nuestro lugar en el mundo y no sabemos cómo asumir las responsabilidades que el día a día o las circunstancias nos deparan.

Pero, además, existe en nosotros algo increíblemente delicado: la química (del cuerpo, del cerebro, del alma…), que cuando por determinadas causas se desequilibra puede llegar a alterar gravemente nuestra personalidad, percepción y comportamiento.

Leer el resto de esta entrada »

Sabine Dahrendorf en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

SABINE DAHRENDORF
/ Bailarina y coreógrafa

LA VIDA EN DANZA

Aunque nació en Alemania, León es una de las tres ciudades de su vida, un lugar “donde todo es posible”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 2 de diciembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Cuando Sabine me invita a uno de los cinco módulos de danza que va a impartir este curso en la Universidad de León, no lo dudo. El taller tiene lugar en La Pequeña Nave, cuartel general de los artistas de circo-teatro más colaborativos de la ciudad. Hay veinte personas apuntadas, una de ellas ciega, y solo dos son hombres, aunque, como bien comenta alguien antes de empezar, “aquí no hay géneros”.

“Según cómo vivimos (contexto, experiencia, personalidad, peculiaridades…) así nos movemos”, comienza diciendo Sabine. El primer ejercicio consiste en “sentir lo que uno siente, cerrar los ojos, escuchar lo que puede emerger de ahí para, poco a poco, ser capaz también de sentir al otro, a los otros que están al lado, y abrir puertas o caminos entre los cuerpos de los demás con muchísimo respeto”, como susurra Sabine. La respiración, el pulso, los distintos ejercicios (plegar/desplegar, concentrar/expandir, enroscar/desenroscar…) conducen sin darse cuenta a explorar y descubrir movimientos, a llenar el cuerpo de sensaciones, a fluir con suavidad, y confluir, percibir, encontrarse… Sabine trabaja a partir de la interioridad y avanza hacia la interacción (escuchar, compartir, respetar la experiencia del otro…). Y yo descubro que para la danza y el movimiento no hay edad, como dice ella: “Cada uno tiene que encontrar su verdad, su manera de expresarse, y seguir buscando lo que resuena en nosotros”.

Leer el resto de esta entrada »