Archivos para el mes de: noviembre, 2017

OPINIÓN / VILANOS

Pulseras violetas

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 25 de noviembre de 2017 en El Día de León)

“La humanidad es la especie más estúpida: es la única donde los machos matan a sus hembras”, dejó dicho Françoise  Heritier, antropóloga y etnóloga francesa fallecida hace solo unos días. Para Heritier, que fue discípula del gran antropólogo social Lévi-Strauss, la violencia de género no responde a ninguna ferocidad natural, sino más bien “a un exceso de cultura, de cultura patriarcal”.

El IES “Ramiro II” de La Robla representó el pasado jueves a la provincia de León en una acción conjunta y simultánea contra la violencia de género que tuvo lugar en nueve centros educativos (uno por cada provincia) de Castilla y León. Este instituto de la Montaña Central lleva años realizando un encomiable trabajo educativo en esa línea –basado en la convivencia, la tolerancia y el respeto hacia la diversidad–, favoreciendo al mismo tiempo la resolución pacífica de los conflictos a través del diálogo y la comunicación.

En su página web, por ejemplo, se puede encontrar un completo dossier del proyecto “Pulseras violetas”, que el curso pasado le llevó a ser el único centro educativo leonés galardonado con uno de los tres premios a los mejores proyectos contra la violencia de género, concedido por la Consejería de Educación y la Fundación La Caixa. Un dato interesante es que este proyecto se haya realizado conjuntamente con el Ayuntamiento de La Robla –que desde hace tres años dedica una semana al año a la lucha contra esta lacra social–. En los talleres, debates y múltiples actividades programadas a lo largo del curso, tanto en el instituto como en el pueblo, participaron y se implicaron muchos de los 36 profesores y de los casi 500 alumnos del centro, bajo la coordinación de la psicóloga municipal, Maru, el orientador del IES, José Aurelio, y la profesora de Biología, Victoria López Ram de Viú. Todo un ejemplo de colaboración entre distintas instituciones, en este caso municipal y educativa.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Ernesto Rodera, con su lápiz, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

ERNESTO RODERA
/ Dibujante, columnista gráfico

LA VIDA EN UNA VIÑETA

“El humor tiene que ver con el miedo, es desesperación siempre”, dice este maestro de la sátira que se dedica a “crear opinión”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 18 de noviembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Llega unos minutos antes de tiempo, con pantalones de chándal y su chupa de cuero negro. “Tengo yoga dentro de dos horas”, avisa. “Empecé hace un mes y todavía no consigo relajarme, ni con el yoga ni con nada”. Charlamos y bebemos té, mientras cuenta que también va a nadar todos los días a mediodía, menos los viernes, que tiene tertulia en la radio, en la Ser. “Cuando empecé a correr, hace cinco años, me di cuenta de que el deporte es muy aburrido, pero hay que hacerlo porque es bueno”. De aquellas primeras carreras salió un libro: “La obligada compañía del corredor en círculos” (Ed. menoslobos), a partir de las reflexiones que iba anotando en un blog. Ahora escribe frases en Twitter y ya lleva más de cinco mil.

Rodera (León, 1966) es como una enciclopedia: puede hablar de cualquier cosa con datos, se sabe anécdotas, citas, frases y diálogos de películas, y hasta capítulos enteros de los Simpson… en español y en inglés (esto último no se lo he preguntado, pero estoy segura). Afirma que es “el tipo con más tiempo libre del mundo” pero dedica 24 horas al día a estar informado, para dibujar al menos una viñeta al día. “La mayoría de lo que sé no me sirve para nada. Pero para hacer crítica con humor hace falta mucha información”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

“Con la ética no se come”

“Estos días están saliendo a la luz los denominados Papeles del Paraíso y, como sucedió con los Papeles de Panamá, lo que revelan es cómo gente muy rica se las ingenia para ocultar sus fortunas y eludir impuestos, pagando a otras gentes (abogados, asesores) especializadas en eso”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 11 de noviembre de 2017 en El Día de León)

Hace unos días se convirtió en viral esta noticia: “El pedo de un hipopótamo acaba con tres visitantes del zoo ingresados”. Según explicaba el texto, la toxicidad de los gases emitidos por el  animal provocó que tres ancianos palentinos que se encontraban de visita en el parque de Cabárceno (Santander) tuvieran que ser hospitalizados. Se trataba de un fake (un bulo, una noticia falsa) que circuló por meneame.net, redes sociales y whatsapps, y que al final fue “replicada” por unos cuantos periódicos “serios”, sin comprobar su veracidad. “Un diario de León ha picado y ha publicado la noticia como buena. Hay que revisar las fuentes”, se puede leer en uno de los comentarios dejados en meneame.net. Pues sí, el decano de la prensa leonesa, al igual que otros medios, cayó en la trampa, aunque horas después de haberla publicado, retiró la falsa noticia de su web. Otros periódicos, como La Vanguardia, llegaron a ponerse en contacto con el parque de Cabárceno, confirmando el engaño. El fake había salido del portal ‘Hay Noticia’, una especie de ‘El Mundo Today’, especializado en inventar titulares humorísticos que a veces hacen gracia y a veces no. Normalmente estos fakes cantan por sí solos, pero éste en concreto estaba tan bien hecho que incluso aportaba el relato de un testigo de los hechos y unas declaraciones del cuidador del hipopótamo, con nombre y apellidos, lo que daba una mayor sensación de verosimilitud.

Proliferan, cada vez más, este tipo de noticias inventadas que pueden estar tan bien compuestas que dan el pego. Y la triste realidad es que empieza a resultar bastante difícil distinguir la verdad de la mentira. O peor: ya casi nos da igual que algo sea verdad o mentira.

En un mundo cada vez más complejo y enredado, los periodistas ya no son capaces de llegar al fondo de las cosas (falta de tiempo y de medios, obligaciones laborales y de producción, formación inadecuada en muchas áreas, sobreexplotación de recursos, intereses de empresarios y editores, sacrificio de la información de calidad por el sensacionalismo…). Pero de lo que empezamos a olvidarnos es de que el periodismo, ese viejo oficio que consiste en contarle a la gente lo que le pasa a la gente, es sobre todo un ejercicio de verificación. Resulta complicado (y costoso) hacer periodismo, buen periodismo, hoy como ayer. Y no digamos ya opinar, es decir, “pensar” sobre lo que pasa, sobre lo que nos pasa, sobre lo que ocurre aquí y allá, sobre lo que en el fondo nos afecta a todos en mayor o menor medida, como ciudadanos del mundo. Para opinar sobre algo es imprescindible estar informados. Pero nos faltan datos y parámetros básicos, y nos sobra información de baja calidad. Por no hablar de que cada vez hay más lugares de la realidad que permanecen en sombra, sin que nadie se ocupe de indagar qué ocurre ahí, sea por intereses creados o por falta de interés, o de recursos.

Leer el resto de esta entrada »

María Jesús Albaladejo Fresnadillo, ‘Chusa’, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

MARÍA JESÚS ALBALADEJO FRESNADILLO
/ Enfermera y periodista

POR EL MUNDO ADELANTE

Como enfermera ha trabajado en zonas en guerra y ha vivido la fuga de refugiados hacia Europa. Como periodista le gustaría hacer más…

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 4 de noviembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Viajera independiente, enfermera y periodista, Chusa (como la llaman sus amigos) lleva más de quince años viviendo entre León (donde nació en 1982), Barcelona y el Mundo, y aquí la palabra Mundo abarca distintos países de Europa, América, Oriente Medio, Asia Central, norte y oeste de África… “Lo mejor de la vida es la amistad. Y cuanto más viajas, más personas y cosas bonitas conoces. Tengo un mapamundi sobre la cama y siempre pienso que no me va a dar tiempo a verlo todo”, dice. Habla inglés, italiano, portugués y catalán. “Estudié árabe unos meses pero no podría comprar un chicle en ese idioma”. Se define como curiosa, sociable, cabezota… y la rutina le resulta “demoledora”.

“Me parezco bastante a la persona que quería ser de pequeña. Crecí viendo el hospital, donde mi padre fue celador y auxiliar. Y mi madre es super cuidadora, trabaja en casa, cuida ancianos. Uno de mis abuelos murió joven, porque no había un sistema sanitario fuerte. Mi abuela materna fue refugiada, recorrió España sola. Mi otro abuelo era republicano, estuvo en la cárcel. Ellos me contaban historias de la guerra, y el tema de las injusticias, de la arbitrariedad… siempre estaba ahí”.

Leer el resto de esta entrada »