OPINIÓN / VILANOS

El cine leonés en los bajos del Reino

“Un amigo pasó por la oficina de León Film Commission para inscribirse y allí solo había una señorita que no sabía nada de nada de directorios…

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 13 de mayo de 2017 en El Día de León)

“El Ayuntamiento de León pone en marcha la León Film Commission, una oficina para atraer rodajes de cine, televisión y documentales”. Esta noticia, que la concejala de Cultura Margarita Torres lanzó a finales de marzo en rueda de prensa… recuerdo que ya me sonó un poco rara cuando la leí. “Anda, qué bien”, comentó un amigo, “el Ayuntamiento apuesta por apoyar el cine leonés…”.

“A ver, a ver, que aquí no dice nada de cine leonés…”, comenté. Leímos la noticia entera y fuimos entendiendo de qué se trataba: “La oficina se ocupará de asistir y ayudar a aquellas empresas y productoras del sector audiovisual que deseen rodar en cualquier localización de la ciudad, facilitándoles también información sobre enclaves complementarios en la provincia que pudieran interesar”. Además (y aquí ya se acotaba un poco el objetivo), “esta ‘oficina de rodajes’ atraerá a aquellas productoras de cine o de televisión interesadas en filmar películas de época, principalmente, ya que León tiene escenarios romanos, medievales, tenemos a Gaudí, murallas, paisajes… Un plató espectacular. Lo que supondrá también un paso más en la atracción de turismo a nuestra ciudad”. La concejala Margarita Torres subrayaba además “los tres conceptos que definen el cometido que llevará a cabo la León Film Commission: información, asesoramiento y gestión”, avanzando que “la oficina ofrecerá un directorio de empresas y profesionales que puedan involucrarse en estos proyectos y sean demandados por los organizadores. Un directorio que ofrecerá información básica de identificación y localización”. Algo interesante, sin duda, para actores, técnicos y otros profesionales relacionados con el cine de aquí.

Pero ya digo que aquello me sonó un poco raro, a gato encerrado… Y hete aquí que un mes después, a finales de abril, el gato salió del armario. Según el alcalde, Antonio Silván, se llevaba un tiempo trabajando “con discreción y reserva para poder llegar a este día”, es decir, para anunciar el primer rodaje relacionado con la León Film Commission creada un mes antes: la película ‘Onyx, los reyes del Grial’, que se anuncia como un documental de ficción inspirado en un libro de la propia concejala Margarita Torres y José Miguel Ortega, un libro que se está vendiendo muy bien, y en el que se sostiene que el cáliz de Doña Urraca conservado en San Isidoro es, ni más ni menos, el legendario Santo Grial (la copa usada por Jesús en la Última Cena), que habría venido a parar a León desde Jerusalén después de un largo periplo a lo largo de los siglos.

La película, presupuestada en 1,1 millones de euros y financiada por la Fundación Nemesio Díez (leonés emigrado a México, cuyo hijo, Valentín Díez, hizo fortuna con el grupo Modelo), cuenta con localizaciones en León y Ponferrada, pero también en Denia, Madrid, Roma y Jerusalén. Comenzó a rodarse la pasada semana en esta capital, días después de la realización de un casting en los bajos del estadio de fútbol “Reino de León” –que es donde tiene su sede la León Film Commission– en el que se seleccionó a 200 figurantes con aspecto árabe y germano, que cobrarán unos 30 euros al día por su trabajo.  Al frente del rodaje está el director mexicano Roberto Girault (autor también del guión, junto con la concejala Margarita Torres y el investigador Luis Fernández) y entre los actores destacan el estadounidense Jim Caviezel y la portuguesa Maria de Medeiros.

Sí, a mí me gustan mucho las películas de Indiana Jones y las leyendas artúricas, me suele apetecer ver Cuarto Milenio, y solo espero que ‘Onyx, los reyes del Grial’ no me decepcione como película cuando se estrene.

Pero, mientras escribo estas líneas, entro en el dios Google y busco información. La ‘León Film Commission’, que parece creada “ad hoc” para este rodaje sobre el Grial, a mayor gloria de la concejala de Cultura, ni siquiera tiene una página web. Tampoco encuentro apenas nada sobre Sevenfor, la productora de esta película (leo: “productora audiovisual de nueva creación para el desarrollo de proyectos de cine, TV, publicidad y documentales”), que también parece creada “ad hoc”. Pero además resulta que mi amigo pasó esta misma semana por los bajos del “Reino de León”, para inscribirse en el anunciado directorio de profesionales de la León Film Commission (mi amigo es técnico de cine), y allí solo había “una señorita muy ocupada con el rodaje del Grial pero que no sabía nada de nada de directorios…”.

 

Anuncios