Pepe Tabernero en la última de El Día de León. Fotografía: Ana M. Díez.

Pepe Tabernero en la última de El Día de León. Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

JOSÉ LUIS TABERNERO CURTO

ABRIR VENTANAS AL MUNDO

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 4 de diciembre de 2016 en la última página de El Día de León)

Es el principal responsable de que, desde hace 26 años, la Universidad de León (ULE) cuente con una de las mejores programaciones culturales estables de la ciudad. Músicas del mundo y de todos los estilos, buen cine independiente en versión original, de ese que no llega a las salas comerciales, teatro alternativo y experimental, talleres de creación y formación artística, exposiciones y proyectos de artistas locales, nacionales e internacionales… Todo eso se conjuga semana a semana en el campus leonés y, sobre todo, en El Albéitar, un espacio que funciona como sala alternativa abierta a todos los ciudadanos. Desde ahí, Pepe Tabernero y su equipo intentan fomentar la afición a esa cultura viva “que nos aporta interrogantes sobre las cosas que están pasando” y que a veces resulta difícil de digerir. “El arte, aparte del goce estético, tiene que conmover, conmocionar, remover las entrañas… y eso cuesta. Como decía Pasolini: lo que no cuesta esfuerzo es entretenimiento”.

Tabernero nació en Salamanca en 1957. Su padre, ferroviario, falleció cuando él era un niño, lo que le llevó a estudiar cinco años interno en el CHF de Madrid y dos en el de León. De vuelta a su ciudad hizo el COU y se licenció en Psicología y Pedagogía, implicándose de lleno en el teatro y la cultura universitaria. Durante diez años mantuvo también allí un programa musical en Radio Forum y luego en Radio Popular FM, “Impresiones”, especializado en nuevas tendencias.

A León llegó el 1 de julio de 1990 para trabajar como programador en el Área de Actividades Culturales de la ULE. Y aquí sigue, en su trinchera, haciendo su trabajo con el buen criterio que le caracteriza, planificando y abriendo las puertas del Albéitar a tantos grupos y creadores que han podido presentar allí sus proyectos. Él es, sin duda, el primer aficionado a las actividades que programa. Como espectador no se pierde una.

“Cada vez hay más talento”, sostiene. “En el campo del teatro, por ejemplo, hay más de mil compañías en este país, y solo en León habrá diez o doce que, si tuvieran campo de trabajo, serían profesionales. Pero eso no se absorbe socialmente. Hay muchísima gente que pelea para sacar su proyecto adelante, pero el 95% no llega al sueldo base. El ciudadano vive de espaldas a esta realidad”.

En los últimos años se ha notado un bajón en la asistencia a las actividades del Albéitar, algo que para él tiene varias lecturas: “El perfil del ciudadano que puede estar ahí ha sido el más atacado por la crisis. Y en las enseñanzas medias no se está fomentando el valor que tienen la cultura, la literatura, el cine, el teatro, la música… ”. No se desanima. El año pasado, Tabernero y su equipo recibieron el premio Bambara “por su labor durante más de cinco lustros, que supone para León una ventana al mundo”. Incluso han sido capaces de capear el temporal de los recortes y el IVA cultural del 21%. “Tenemos menos presupuesto que hace 25 años, pero más convenios de colaboración con instituciones, embajadas… por eso hemos podido mantener y hasta ampliar la capacidad de programación”.

Le encanta pasear y desde la calle define León como “una ciudad amable, con buena calidad de vida y gente divertida y con humor”. En relación con la cultura considera que “aquí hay gente muy creativa, se hacen una barbaridad de cosas… pero el contagio de animarse a ir a ellas es algo a lo que aún no hemos llegado, hay mucha gente que no participa”-

Últimamente ha ejercido como mediador en la donación a la ULE del legado del fallecido activista cultural Manuel Tejada, un gran amigo. “Fue alguien muy especial, de quien pude aprender tanto… Y su familia es una prolongación de su generosidad. Emociona ver el tesoro que nos ha dejado a todos, miles de discos y de objetos que se están catalogando. Ahora hay que buscar la forma de darle vida a todo eso”.

Anuncios