Andrea Soto Vargues. Fotografía: Ana M. Díez / El Día de León.

Andrea Soto Vargues. Fotografía: Ana M. Díez / El Día de León.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

ANDREA SOTO VARGUES

APRENDIZ Y MAESTRA SOBRE LAS TABLAS *

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 6 de noviembre de 2016 en la última página de El Día de León)

Andrea Soto Vargues estudió para ser maestra de educación especial. Su expediente es el de una joven sobradamente preparada pero, como tantos otros jóvenes, no tiene nada fácil acceder a un empleo acorde a su formación. Hace cinco años descubrió un refugio y una pasión en el teatro. Y aunque con 23 años su trayectoria solo puede ser corta, ya ha participado en algunos de los proyectos escénicos más sugerentes y provocadores que se han llevado a cabo en esta ciudad. El último: el festival de poesía expandida “Urogallo”, en el que hace una semana actuó como “maestra de ceremonias”, metiéndose en su papel durante tres días. Al verla actuar se nota que posee una energía especial y una voluntad que le hace seguir adelante con afán de superación, aunque no se cumplan sus expectativas.

Andrea nació en 1993 en Sariegos. Su padre, Baudilio Soto, es alfarero y ceramista, y su madre, Carmen Elena, es maestra infantil. Al igual que sus tres hermanos (que tocan el violín, la batería y la flauta de pico), ella estudió música desde pequeña y su instrumento es el saxofón. Cuando empezó Magisterio ya tenía el grado medio del Conservatorio (10 años de estudios), “pero ese mismo año se terminó el poder hacer en León la especialidad de Educación Musical, así que opté por Educación Especial”. Y como siempre le había atraído el teatro, entró también en el grupo universitario El Mayal, que dirige Javier R. de la Varga. “El teatro es una burbuja y un punto de apoyo gratificante: puedes llevar a cabo cosas para las que a veces no te sientes capacitada. Es un medio más de aprendizaje, y nunca dejo de aprender”.

Gracias a una beca Erasmus pudo vivir durante seis meses en Suecia, donde hizo sus primeras prácticas en una escuela. “Nadie habla de la depresión post-Erasmus, pero es una experiencia traumática, te cambia todo. Era la primera vez que salía de casa, viví muchas cosas en poco tiempo, nunca había tenido un novio, y lo tuve en Suecia… Volver a León fue muy duro, supuso romper con todo y más”, reconoce. Con el título universitario en la mano, dedicó un año a preparar oposiciones a enseñanza, con disciplina, estudiando todas las mañanas. Las tardes, en cambio, las dedicaba a seguir ensayando y formándose. Las oposiciones las aprobó, pero no tiene plaza. “Mantengo la esperanza de que me llamen para alguna sustitución. Eché la instancia para toda Castilla y León, pero no hay trabajo ni en el pueblo más remoto”.

El teatro le ayuda a desarrollar nuevas destrezas. Desde 2014 forma parte con el actor Manuel AO de la compañía experimental Acéfalo Narciso, con la que ya ha ganado algún premio. “A Manolo le conocí en El Mayal, y con él empezó la creación escénica, en la que me he ido inmiscuyendo cada vez más. Preparamos algunas obras, empezaron a salirnos actuaciones… Y está siendo toda una aventura”.

Ahora mismo Andrea se desplaza dos tardes a la semana a Villada (Palencia), donde imparte saxo y solfeo en una incipiente Escuela de Música. También da clases particulares y toca con la Banda de Música Municipal. “Gracias a la música sobrevivo. Si no hubiera estudiado en el Conservatorio estaría a verlas venir”, afirma. Le pregunto por cómo está la enseñanza en España y dice que “turbia”. Echa en falta ilusión y considera que “hay muchos profesores a la vieja usanza, incompatibles con las nuevas tecnologías”, y que “los centros están mal dotados, los ordenadores son viejos y las redes malas: a veces puedes estar 20 minutos hasta que se carga un programa…”.

Este año, además, se ha apuntado a un curso de Danza para maestros en la Universidad, perfecciona su inglés y piensa “en preparar oposiciones para otra Comunidad, aunque después de aprobar sin plaza me siento desmotivada, la verdad. Por otra parte, la vida cultural que tengo aquí es mucha e intensa. Si me voy perderé todo esto. Tengo muchos vínculos”.

— — —
(* Nota: Por cuestiones de maquetación, el título original de este artículo apareció un poco más corto sobre el papel: “Maestra sobre las tablas”)

Última página de El Día de León, 6 de noviembre 2016.

Última página de El Día de León, 6 de noviembre 2016.

Anuncios