Archivos para el mes de: octubre, 2016

OPINIÓN / VILANOS

“Renta básica”, una alternativa revolucionaria

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 30 de octubre de 2016 en El Día de León)

“Somos el país que más empleo crea”. Consumado el paripé del PSOE, y mientras escucho a Rajoy pronunciando su discurso de investidura en el Congreso, me siento como un calamar en el país de siempre igual, pase lo que pase no nos moverán. ¿Cómo es posible que alguien se crea semejante patraña? Se me escapa la tinta y no quiero caer en el desahogo fácil ni en la diatriba espontánea. Pero creo que necesitamos políticos mejores, más capacitados. Siento que nuestros políticos (de todos los colores y con pocas excepciones) no están a la altura de las circunstancias y de los tiempos que nos toca vivir.

Cumplidos ya ocho años del crack que marcó un antes y un después en la economía mundial, continuamos sumidos en una crisis global que parece no tener fin. Una crisis que se ha comparado con aquella Gran Depresión de 1929 que duró más de quince años y que se solucionó, no se puede olvidar, con una terrible guerra mundial. Y una crisis que se ha agravado con el denominado “problema de los refugiados” al que ningún gobierno avanzado quiere plantar cara con un mínimo de humanidad.

Por eso cada vez que escucho la frasecita de que “España va bien” en versión “estamos creando empleo”, y miro lo que me rodea, me invade un gran desasosiego. Si intento mirar un poco más allá es todavía peor, siento angustia… ¿Hacia dónde vamos? Las perspectivas no son nada halagüeñas. Hacía mucho tiempo que los trabajadores no éramos tan pobres, mientras que los desempleados crónicos, varios millones en este país, han empezado a difuminarse, a convertirse en fantasmas que no queremos ver.

Leer el resto de esta entrada »

Gerardo Villalba "Groucho". Fotografía: Ana M. Díez / El Día de León.

Gerardo Villalba “Groucho”. Fotografía: Ana M. Díez / El Día de León.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

GERARDO VILLALBA “GROUCHO”

ESE CHICO DE PINILLA

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 23 de octubre de 2016 en la última página de El Día de León)

Si hay alguien en esta ciudad que durante años ha estado ahí, viendo pasar generaciones de músicos, teatreros, bailarines y otros animales escénicos… ese es Gerardo Villalba (León, 1950). Siempre en la sombra, a los botones de la mesa de mezclas, él es el gran hombre del sonido en León, el que se encarga de que los conciertos, obras de teatro, conferencias, mítines y hasta misas solemnes suenen como tienen que sonar, limpios e inteligibles.

“Vengo de Pinilla. Ahí pasé mi infancia y mi juventud. Ahí empezó todo”, recuerda. Gerardo era vecino, pared con pared, de Raúl Ferreras “Cascabel”, quien llegaría a ser el gran ingeniero del sonido leonés. “Raúl tocaba la guitarra muy bien, hacía sus propios amplificadores… y logró dar el salto y montar su propio estudio de grabación”. Como Ferreras, que tanto le marcó, Gerardo también era manitas, perfeccionista, y un apasionado de la música y de la electrónica aplicada a la música.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Angélica Liddell o la crudeza de la protesta

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 16 de octubre de 2016 en El Día de León)

“Una noche de verano de 2008 Angélica Liddell estrenó una pieza en una sala de Madrid. Salió a escena desnuda, dijo cosas tremendas sobre sus padres y leyó cartas de un amor fracasado. A continuación mostró una cuchilla de afeitar, y se hizo cortes en los brazos y en las piernas. Después cubrió su cuerpo con una sábana blanca y, con la sangre que impregnaba la tela, se puso a escribir…”. Así recuerda el cineasta Manuel Fernández-Valdés la primera vez que vio a Liddell en acción. Aquel montaje le impactó tanto que decidió hacer un documental sobre ella. Ocho años después ese proyecto es una realidad: “Angélica. Una tragedia” se estrena a finales de este año en distintos festivales, en diciembre se presentará en Tokio, y ojalá que podamos verlo pronto en León.

Creo que la primera persona a la que escuché hablar de Angélica Liddell fue a la artista y performer leonesa Miriam Vega, cuando hace año y medio mostró en el CLA aquella desgarradora exposición fotográfica, comisariada por Araceli Corbo, que se tituló “El cuerpo expuesto”.

Y cuando se anunció que el Premio Leteo de este año era para Liddell me alegré, porque gracias a este galardón podremos conocer un poco más de cerca a una creadora audaz y vanguardista, radical, valiente, apasionada, excesiva e insólita. ¿Escandalosa? Pues depende de lo que las mentes biempensantes entiendan por “escandaloso” cuando alguien se sube a un escenario para exponer de la forma más cruda y poética su dolor más íntimo, que de alguna manera es también nuestro dolor, y el dolor de los demás.

Leer el resto de esta entrada »

Isabel Medarde Oliden. © Fotografía: Ana M. Díez / El Día de León.

Isabel Medarde Oliden. © Fotografía: Ana M. Díez / El Día de León.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

ISABEL MEDARDE OLIDEN

APOSTAR POR UN SUEÑO

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 9 de octubre de 2016 en la última página de El Día de León)

“La familia que tengo, de medio locos y aventureros, me ha influido mucho”, reconoce Isabel Merdarde (León, 1974), productora y realizadora audiovisual, activista cultural, creadora multidisciplinar y facilitadora incansable. Su padre (microbiólogo) fue uno de los primeros exploradores de la Cueva de Valporquero, hace medio siglo. Su abuelo (médico) era montañero y fotógrafo aficionado. Su abuela cantaba zarzuela. Y su madre siempre soñó con vivir en Perú… “Desde pequeña he viajado con mis padres, me han llevado al teatro, a la ópera… Pero soy la única de la familia que se ha lanzado a vivir de esto”. ¿A qué se refiere con “esto”? Porque no es fácil resumir a lo que se dedica esta mujer inquieta y polifacética: cine, vídeo, fotografía, artes escénicas, gestión cultural, nuevas tecnologías… todo ello combinado con la vocación de compartir conocimientos, investigar, experimentar y colaborar con otras gentes en la realización de sueños y proyectos.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Buenos días, ¿dígame?

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 2 de octubre de 2016 en El Día de León)

Uno de los trabajos de nuestra época en el que se ejemplifican la cultura de la precariedad, los sueldos miserables, los abusos y la indefensión es el de teleoperador o teleoperadora. Ellos y ellas son, sobre todo, mano de obra de usar y tirar.

Trabajan para grandes y pequeñas empresas de telemarketing y atención al cliente, galeras modernas también conocidas como “call centers” (centros de llamadas) o “contact centers”, que a su vez son subcontratadas por industrias y servicios de todos los sectores (seguros, bancos, empresas de telefonía y telecomunicaciones, de la energía y del Ibex-35, multinacionales, agencias de viajes, servicios de atención al ciudadano e incluso ong’s…) para atender a sus clientes o captar otros nuevos. Pero mientras la facturación de esas empresas aumenta de forma vertiginosa, los teleoperadores padecen unas condiciones laborales deplorables, y no sólo por el salario —en torno a los 700 euros al mes—, sino por la tremenda presión que se ejerce sobre ellos.

Leer el resto de esta entrada »