Ernesto Rodera, con su lápiz, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

ERNESTO RODERA
/ Dibujante, columnista gráfico

LA VIDA EN UNA VIÑETA

“El humor tiene que ver con el miedo, es desesperación siempre”, dice este maestro de la sátira que se dedica a “crear opinión”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 18 de noviembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Llega unos minutos antes de tiempo, con pantalones de chándal y su chupa de cuero negro. “Tengo yoga dentro de dos horas”, avisa. “Empecé hace un mes y todavía no consigo relajarme, ni con el yoga ni con nada”. Charlamos y bebemos té, mientras cuenta que también va a nadar todos los días a mediodía, menos los viernes, que tiene tertulia en la radio, en la Ser. “Cuando empecé a correr, hace cinco años, me di cuenta de que el deporte es muy aburrido, pero hay que hacerlo porque es bueno”. De aquellas primeras carreras salió un libro: “La obligada compañía del corredor en círculos” (Ed. menoslobos), a partir de las reflexiones que iba anotando en un blog. Ahora escribe frases en Twitter y ya lleva más de cinco mil.

Rodera (León, 1966) es como una enciclopedia: puede hablar de cualquier cosa con datos, se sabe anécdotas, citas, frases y diálogos de películas, y hasta capítulos enteros de los Simpson… en español y en inglés (esto último no se lo he preguntado, pero estoy segura). Afirma que es “el tipo con más tiempo libre del mundo” pero dedica 24 horas al día a estar informado, para dibujar al menos una viñeta al día. “La mayoría de lo que sé no me sirve para nada. Pero para hacer crítica con humor hace falta mucha información”.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

OPINIÓN / VILANOS

“Con la ética no se come”

“Estos días están saliendo a la luz los denominados Papeles del Paraíso y, como sucedió con los Papeles de Panamá, lo que revelan es cómo gente muy rica se las ingenia para ocultar sus fortunas y eludir impuestos, pagando a otras gentes (abogados, asesores) especializadas en eso”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 11 de noviembre de 2017 en El Día de León)

Hace unos días se convirtió en viral esta noticia: “El pedo de un hipopótamo acaba con tres visitantes del zoo ingresados”. Según explicaba el texto, la toxicidad de los gases emitidos por el  animal provocó que tres ancianos palentinos que se encontraban de visita en el parque de Cabárceno (Santander) tuvieran que ser hospitalizados. Se trataba de un fake (un bulo, una noticia falsa) que circuló por meneame.net, redes sociales y whatsapps, y que al final fue “replicada” por unos cuantos periódicos “serios”, sin comprobar su veracidad. “Un diario de León ha picado y ha publicado la noticia como buena. Hay que revisar las fuentes”, se puede leer en uno de los comentarios dejados en meneame.net. Pues sí, el decano de la prensa leonesa, al igual que otros medios, cayó en la trampa, aunque horas después de haberla publicado, retiró la falsa noticia de su web. Otros periódicos, como La Vanguardia, llegaron a ponerse en contacto con el parque de Cabárceno, confirmando el engaño. El fake había salido del portal ‘Hay Noticia’, una especie de ‘El Mundo Today’, especializado en inventar titulares humorísticos que a veces hacen gracia y a veces no. Normalmente estos fakes cantan por sí solos, pero éste en concreto estaba tan bien hecho que incluso aportaba el relato de un testigo de los hechos y unas declaraciones del cuidador del hipopótamo, con nombre y apellidos, lo que daba una mayor sensación de verosimilitud.

Proliferan, cada vez más, este tipo de noticias inventadas que pueden estar tan bien compuestas que dan el pego. Y la triste realidad es que empieza a resultar bastante difícil distinguir la verdad de la mentira. O peor: ya casi nos da igual que algo sea verdad o mentira.

En un mundo cada vez más complejo y enredado, los periodistas ya no son capaces de llegar al fondo de las cosas (falta de tiempo y de medios, obligaciones laborales y de producción, formación inadecuada en muchas áreas, sobreexplotación de recursos, intereses de empresarios y editores, sacrificio de la información de calidad por el sensacionalismo…). Pero de lo que empezamos a olvidarnos es de que el periodismo, ese viejo oficio que consiste en contarle a la gente lo que le pasa a la gente, es sobre todo un ejercicio de verificación. Resulta complicado (y costoso) hacer periodismo, buen periodismo, hoy como ayer. Y no digamos ya opinar, es decir, “pensar” sobre lo que pasa, sobre lo que nos pasa, sobre lo que ocurre aquí y allá, sobre lo que en el fondo nos afecta a todos en mayor o menor medida, como ciudadanos del mundo. Para opinar sobre algo es imprescindible estar informados. Pero nos faltan datos y parámetros básicos, y nos sobra información de baja calidad. Por no hablar de que cada vez hay más lugares de la realidad que permanecen en sombra, sin que nadie se ocupe de indagar qué ocurre ahí, sea por intereses creados o por falta de interés, o de recursos.

Leer el resto de esta entrada »

María Jesús Albaladejo Fresnadillo, ‘Chusa’, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

MARÍA JESÚS ALBALADEJO FRESNADILLO
/ Enfermera y periodista

POR EL MUNDO ADELANTE

Como enfermera ha trabajado en zonas en guerra y ha vivido la fuga de refugiados hacia Europa. Como periodista le gustaría hacer más…

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 4 de noviembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Viajera independiente, enfermera y periodista, Chusa (como la llaman sus amigos) lleva más de quince años viviendo entre León (donde nació en 1982), Barcelona y el Mundo, y aquí la palabra Mundo abarca distintos países de Europa, América, Oriente Medio, Asia Central, norte y oeste de África… “Lo mejor de la vida es la amistad. Y cuanto más viajas, más personas y cosas bonitas conoces. Tengo un mapamundi sobre la cama y siempre pienso que no me va a dar tiempo a verlo todo”, dice. Habla inglés, italiano, portugués y catalán. “Estudié árabe unos meses pero no podría comprar un chicle en ese idioma”. Se define como curiosa, sociable, cabezota… y la rutina le resulta “demoledora”.

“Me parezco bastante a la persona que quería ser de pequeña. Crecí viendo el hospital, donde mi padre fue celador y auxiliar. Y mi madre es super cuidadora, trabaja en casa, cuida ancianos. Uno de mis abuelos murió joven, porque no había un sistema sanitario fuerte. Mi abuela materna fue refugiada, recorrió España sola. Mi otro abuelo era republicano, estuvo en la cárcel. Ellos me contaban historias de la guerra, y el tema de las injusticias, de la arbitrariedad… siempre estaba ahí”.

Leer el resto de esta entrada »

Recitando con Nuria Ruiz de Viñaspre, en el CentroCentro (Madrid, 2013). Haz un CLICK para ir a la reseña de Francisco Caro…

Reseña del poeta Francisco Caro, en su blog Mientras la luz, de un recital ofrecido por Eloísa Otero en CentroCentro (Madrid) el 19 de diciembre de 2013, dentro del ciclo Favorables Madrid Poema organizado por Juan Carlos Suñén.

Manuel AO, Mareva Mayo, Víctor M. Díez y Eloísa Otero en la timba poética en la sede de Pi. Fotografía: Juan Luis García.

“Antes de la extinción”, timba poética de participación abierta, organizada por OLLAGORU, festival independiente de polipoesía que tuvo lugar en UAW/MF, la sede de Producciones Infames en la noche del sábado 28 de octubre de 2017, a partir de las 00.30 horas.

  • El álbum completo de fotos que hizo esa noche Juan Luis García → AQUÍ

 

Página de El Día de León.

OPINIÓN / VILANOS

Seso, sexo, redes y chats

“Tenemos millones de mundos e inframundos al alcance del pulgar, miles de puertas abiertas a la aventura del conocimiento compartido, pero también miles de puertas hacia lugares oscuros”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 28 de octubre de 2017 en El Día de León)

“Yo, si tuviera una columna de derechas, la titularía: ni don Juan ni Juanito. El colmo de la equidistancia”. La cita es de Y. B., autor con G. Q. del libro “No me acuerdo”. Y, además de hacerme gracia, viene al pelo para ilustrar la sensación de vivir en un país surrealista que nos acompaña estos días. Me gustaría componer una columna solo con citas de distintos autores (algún día lo haré), como si fuera una obra musical con distintas voces, sobre todo ahora que, por el cambio de diseño de este semanario, tengo que escribir más que antes para llenar este espacio. Lo que me pregunto es cuántos de los posibles lectores de esta columna llegarán a leerla entera. Porque eso de “leer” es un ejercicio venido a menos, como quedó patente en el congreso Capital del Columnismo que hace unos días acercó a León a algunas de las grandes plumas de la prensa española (20 hombres y 5 mujeres). Y aunque este congreso no se viera precisamente colmado de público, sí que ha dado mucho de sí, por lo menos en algunas redes y chats de wasap.

Las actividades culturales reúnen a veces a un público mínimo, pero peor sería que no las hubiera. Las últimas semanas han estado especialmente repletas de actos en León, por donde pasó el novelista rumano Mircea Cartarescu, Premio Leteo 2017, quien se definió a sí mismo como “un hombre que escribe para entender su situación”. Y como la cultura es sobre todo un lugar de encuentro, entre gentes que coinciden asidua o puntualmente para trasmitir, recibir y compartir experiencias, conocimientos, energías y posibilidades creativas… (algo refrescante y muy recomendable para tener la mente abierta), el martes me acerqué al Musac para asistir a “Usuario”, una de las propuestas del festival independiente de polipoesía Ollagoru. Allí, en una pequeña sala del museo, entre 25 y 30 personas asistimos a una singular performance, concebida como un experimento social de carácter escénico, y que consistió en la intervención performativa de tres actores de la compañía Acéfalo Narciso en una plataforma de video chat en directo.

Leer el resto de esta entrada »

La esquiadora María Martín-Granizo Ferreiro, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

MARÍA MARTÍN-GRANIZO FERREIRO / Esquiadora

PASIÓN POR EL DEPORTE

Su cara de felicidad cuando esquía “a toda pastilla” lo dice todo. María es una fenómena que rompe barreras… “¡A fuego Leita!”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 21 de octubre de 2017 en la última página de El Día de León)

A sus once años, María Martín-Granizo Ferreiro (León, 2006) puede presumir de ser la primera esquiadora española con discapacidad que compite en la Copa Cordillera Cantábrica y en el circuito alpino Audi Quattro Cup “de forma inclusiva”, es decir, con esquiadores que tienen dos piernas. Aunque María solo tenga una, eso nunca ha sido un problema para ella, todo lo contrario, le ha servido de acicate. “Como dice mi hermano Rodrigo, en vez de minusvalía tengo masvalía”, apunta con una enorme sonrisa. “Me encanta esquiar desde bien pequeñita, soy súper rápida… Y aunque no quede la primera, no me importa, porque mi premio es pasarlo bien, romper barreras y enseñar a otros a que pueden hacerlo”. Cuando tiene que ir a una carrera dice que se despierta “con un humor de perros, pensando en si va a hacer buen día o si la nieve estará en buenas condiciones”. Sin embargo, no es éste el único deporte que la apasiona. María aprendió a andar en bici con seis años y también practica natación, surf, patinaje en línea y este año se ha apuntado a kárate con su hermana.

Sabe que todo se lo debe a sus padres, Rafa Anel y Natalia, fanáticos de los deportes de montaña. “Ellos son muy divertidos y siempre me han animado a hacer cosas y a no tener miedo por ser diferente. Empecé a esquiar a los cinco años y de pequeña no podía competir con niños de dos piernas. Así que me puse a entrenar duro para poder hacer lo mismo que Cecilia, mi hermana melliza, y mis padres convencieron a la Federación para que pudiera competir en las mismas condiciones que el resto”. Desde hace cinco años María forma parte del Club Deportivo Leitariegos, el único Club inclusivo de esquí que existe en España. “Me han apoyado muchísimo: los del Leita, donde mi tío Julio Anel es entrenador, y los del equipo de la ‘Fundación También’, de la que Irene Villa y Teresa Silva son miembros destacados. Todos son súper majos conmigo y me han ayudado a superarme. Y mi tío Isaac, fisioterapeuta, que me cuida y me da masajes todas las semanas”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

¿La independencia era el McGuffin?

Necesitamos políticos con otra “actitud”, que contribuyan a mejorar nuestras condiciones de vida, no a empeorarlas

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 14 de octubre de 2017 en El Día de León)

Diez de octubre. Me he pasado la tarde trabajando en el ordenador y, aunque la tele estaba encendida, reconozco que no me he enterado de casi nada. Alguien acaba de poner en facebook: “Puigdemont ha aceptado el consejo de Ada Colau. ¡Bien!”. En el muro de otro amigo (F.T.) leo esta otra ironía: “La declaración de independencia que se pactará será una declaración en diferido en forma efectivamente de simulación, simulación de lo que hubiera sido en diferido en partes de lo que antes era una declaración de independencia…”.

Leer el resto de esta entrada »

Mónica Jorquera, con su violonchelo (y una de las muñecas de su proyecto-exposicón “Trazos de memoria”), en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

MÓNICA JORQUERA

LA INQUIETUD CREATIVA

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 7 de octubre de 2017 en la última página de El Día de León)

“Si tuviera que salir de casa corriendo, por un incendio… me llevaría el chelo, sin duda”. Mónica Jorquera (León, 1987) concita en sí dos pasiones: la música y las artes plásticas, de forma innata y vocacional. Su padre, Francisco, es médico; su madre, Manuela, técnico de laboratorio. “En mi familia nadie toca ni la pandereta, aunque mi madre pinta en plan amateur y es súper creativa a la hora de resolver problemas. Lo de la música lo tuve claro desde pequeña. También me gustaba leer y escribir cuentos. Pero lo del arte es algo que he ido conquistando”, explica. De hecho, su exposición ‘Trazos de memoria’, que hasta el 15 de octubre se puede ver en la galería Ármaga, además de belleza y fuerza poética contiene un relato: el de una niña que se marchó de su pueblo y, al volver, intenta reconstruir la casa de los abuelos a base de sus recuerdos infantiles. “Yo no tengo pueblo, es algo que echo de menos. Y el tema de la familia y el hogar me persigue desde mi primera exposición en 2014, lo he asumido y es algo sobre lo que quiero seguir trabajando”.

Se define como inquieta, muy curiosa y con mucho nervio: “Por dentro soy un torbellino”. Estudió diez años de violonchelo (grado medio) y cursó Bellas Artes en Salamanca, donde sufrió “un bloqueo terrible” y los profesores Pepe Fuentes y Concha Sáez le ayudaron a saber por dónde tirar. Completó la carrera con un Máster de Grabado en Castellón, empezó a explorar nuevas técnicas (como el grabado sobre barro) y, cuando regresó a León para desarrollar distintos proyectos con el colectivo Galbana (que fundó en 2008 junto a nueve compañeros de la Facultad), optó por cursar aquí el Ciclo Superior de Grabado en la Escuela de Artes. “Cuando terminé la carrera tuve una crisis de futuro. No es que nos prometiesen mucho a los de mi generación, pero no sabía que todo fuera tan difícil. Hice las prácticas de profesorado, descubrí que me encantaba dar clase, pero no me gusta nada cómo está planteada la enseñanza, así que descarté opositar”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Necesitamos nuevos horizontes

Unamuno definió el nacionalismo como “la chifladura de exaltados echados a perder por indigestiones de mala historia”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 30 de septiembre de 2017 en El Día de León)

Nadie sabe qué pasará este domingo, 1 de octubre, ni qué pasará a partir del lunes, día 2. ¿Se desbordará “la cosa”? ¿No se desbordará? ¿Se ha desbordado ya? Todo es oscuro. Empezamos a ignorar de dónde venimos, y tampoco sabemos muy bien a dónde vamos.

Me gustaría citar aquí al gran periodista Ryszard Kapuscinski, un párrafo de su libro ‘Los cínicos no sirven para este oficio’: “Estoy convencido de que el siglo XX ha sido un siglo extremadamente fascinante. Generalmente, ha sido descrito como un siglo de desastres: la Primera y la Segunda guerras mundiales, las dictaduras, los regímenes totalitarios, el fascismo, el comunismo… Yo creo que en el siglo XX hemos vivido una experiencia histórica única: la creación de un planeta independiente”. Y lo argumenta de esta manera: “Si cogemos un mapa de nuestro planeta tal y como era a principios de siglo y uno de como es al final, tendremos dos situaciones completamente distintas. En la primera encontramos pocos estados independientes, y el resto del mundo vive bajo la dependencia colonial o semicolonial. Hoy encontramos casi doscientos estados independientes, y su número sigue creciendo todavía. El colonialismo ha dejado de existir y las colonias ya casi no existen. Aunque el nivel económico de muchísimas naciones es bajísimo, aunque existen sociedades muy infelices, vivimos en un mundo en el que casi seis mil millones de personas son, por lo menos nominalmente, seres humanos políticamente independientes. Creo que ésta es una característica positiva de nuestro siglo”. Kapuscinski se consideraba “uno de los testigos de este fenomenal acontecimiento, que nunca antes había ocurrido en la historia de la humanidad, y que no volverá a repetirse”. Y a contarlo dedicó toda su obra y su vida.

Leer el resto de esta entrada »

Alberto Díaz, con un ovillo de hilo de lana de oveja merina española y trashumante, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

ALBERTO DÍAZ

AL HILO DE LA TRASHUMANCIA

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 23 de septiembre de 2017 en la última página de El Día de León)

Como actor, Alberto Díaz tiene un rostro muy reconocible. También es guionista y realizador. Pero detrás de su imagen pública se esconde un trabajador incansable y un emprendedor imaginativo. Aunque estudió Informática, lleva más de 30 años en el campo de la moda y la costura, que es lo que le da de comer, como asesor de grandes marcas nacionales e internacionales. También ha montado empresas de diseño y confección y se ha arruinado en varias ocasiones, pero siempre fue capaz de renacer de sus cenizas. “Me gustan los retos”, afirma. Cuando habla de su último proyecto, la plataforma ‘Made in Slow’, y de cómo ha logrado desarrollar un hilo de lana de oveja merina española único en el mundo, transmite pasión.

Fue en 2014 cuando Fito y María José, propietarios de La Somoza Bar-Gastronómico, le propusieron realizar una película para unas jornadas sobre la trashumancia. “Me puse a investigar, pero se me cayó el alma a los pies al ver cómo estaba el sector. Porque la trashumancia va a desaparecer, y con ella más de 800 años de cultura y biodiversidad”. Así que, en lugar de hacer la película, decidió emplear su energía en “inventar” algo para revertir la situación. Para ello contó con dos personas clave, Manuel Rodríguez Pascual, una eminencia en el tema, y Félix García, experto en mastines y careas, quienes le pusieron en contacto con pastores y ganaderos. “En España la lana de las ovejas merinas se vende muy barata a China y a Italia, no se trasforma en un valor añadido. Pero esa lana tiene una calidad excelente para hacer diferentes hilados”, explica. A partir de ahí, buscó cómo fabricar algo que no existía en el mercado: un “hilo de lana de oveja merina, española y trashumante”, con el que ha empezado a crear “productos con alma”, bajo criterios de sostenibilidad.

El objetivo final de ‘Made in Slow’ (madeinslow.com) es “reivindicar y recuperar la trashumancia, creando una serie de productos relacionados con la lana merina trashumante, dando valor a la misma y repercutiendo parte del beneficio en el pastor, para que de esta manera sea viable su oficio. ¿Qué hacemos? Visitar a los pastores, comprobar que son trashumantes o trasterminantes, y apalabrar la compra de lana. Todos los procesos industriales que intervienen en la fabricación del hilo se hacen en España”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Sobre la muerte de los pueblos

Como dice Luis Antonio Sáez, “un maestro, conexión a Internet o una asociación cultural pueden dinamizar más un territorio que un polígono industrial”

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 16 de septiembre de 2017 en El Día de León)

En cuatro pueblos leoneses —Villademor de la Vega, Lillo del Bierzo, Susañe del Sil y Santa María de la Isla— este año se han cerrado las puertas del cole. En ninguno de ellos se ha podido cubrir el cupo mínimo de cuatro estudiantes, de entre 3 y 12 años de edad, para continuar con la enseñanza Infantil y Primaria. En toda Castilla y León suman 14 las localidades donde, a partir de este curso, las escuelas no volverán a abrir sus puertas hasta… ¿quién sabe cuándo? quizá nunca más. El fenómeno es imparable, y se repite año tras año. Vivimos en la comunidad autónoma más envejecida de Europa, perdemos población a pasos agigantados, la falta de oportunidades laborales está impulsando a los jóvenes y no tan jóvenes a emigrar a donde sea en busca de alguna oportunidad, porque aquí ya no hay ninguna. Cada vez resulta más difícil vivir en un pueblo. El mundo rural hace tiempo que entró en coma, y no parece que haya marcha atrás. En algunas localidades el panorama es absolutamente desolador.

Sin embargo… “un maestro, conexión a Internet o una asociación cultural pueden dinamizar más un territorio que un polígono industrial”. Lo dice Luis Antonio Sáez, profesor de Economía y director de la nueva Cátedra de Despoblación de la Universidad de Zaragoza. Y tiene todo el sentido. Fue el pasado mes de junio cuando la Universidad y la Diputación de Zaragoza anunciaron la creación de la primera cátedra de España dedicada a la despoblación. En estos meses de verano la cátedra ya ha participado activamente en la elaboración del plan contra la despoblación del Gobierno de Aragón, que se quiere aprobar en octubre. Según Luis Antonio Sanz, más que recuperar población el objetivo debería ser “mejorar la calidad de los vecinos que vivan en el medio rural”. Y es obvio. Los pueblos necesitan servicios sociales esenciales, básicos, como sanidad y educación. La conexión a Internet es tan fundamental en los tiempos que vivimos como el agua corriente, la electricidad o el teléfono. No se puede vivir sin eso. Y luego está la cultura, que no solo aporta calidad de vida, sino muchas otras cosas. Porque la cultura es, y puede ser, un importante motor de cambio y transformación de una realidad social y económica deprimida. Por poner un ejemplo: solo hay que fijarse en Bilbao para ver lo que ha supuesto para la ciudad –sumergida en un duro proceso de desindustrialización– un museo como el Guggenheim. En esta provincia también contamos con ejemplos de cómo un centro cultural puede funcionar como revulsivo para toda una comarca y más allá. En ese sentido la Fundación Cerezales resulta emblemática, o el Museo de la Minería y de la Siderurgia, en Sabero, o el MIHACALE de Gordoncillo…

Leer el resto de esta entrada »

Fuencisla Gómez, con su perra galga Uma, en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

FUENCISLA GÓMEZ ÁLVAREZ

JOYAS CON ENTRAÑAS

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 9 de septiembre de 2017 en la última página de El Día de León)

“De pequeña me las ingeniaba para inventar mis propios juguetes y ya entonces hacía pendientes, pulseras…”. Fuencisla Gómez (León, 1976) tiene claro que siempre le gustó hacer cosas con las manos. ¿Le viene de familia? “Mi tío es maestro carpintero, mi bisabuelo fue maestro fundidor, mi tía es pintora, mi madre hace grabado…”. La vida, sin embargo, le llevó por otros caminos antes de tener claro a qué quería dedicarse. Con 18 años se fue a Madrid, donde estudió Administrativo antes de trabajar en una compañía de transporte internacional. De ahí saltó a una de las principales productoras de televisión, Gestmusic, en la que estuvo siete años. “En esa época ya me había dado cuenta de que quería hacer joyería. Buscando alambres y piedras fui descubriendo tiendas viejas de abalorios y empecé a trabajar mis piezas, sin pretensiones, al tiempo que buscaba alguna escuela para aprender… pero tenía un horario de trabajo infernal y no pudo ser”. En un momento dado, Gestmusic le ofreció un traslado a Barcelona. Ella se lo pensó y optó por volver a León. Aquí encontró trabajo en una editora musical, State One. Cuando esta empresa tuvo un parón, se matriculó en el Centro de Oficios para aprender joyería. Y en 2012 montó su propio taller, ‘Moi Même’ (‘Yo Misma’), repartido en dos espacios, uno donde funde los metales y otro donde trabaja realmente, con su ‘astillera’ (mesa especial para joyeros, para lijar, pulir…), la ‘segueta’ (sierra de calar), limas, lastras, embutidora, banco de estirar… y un sinfín de herramientas.

Leer el resto de esta entrada »

Susi y Miguel Ángel Nistal Álvarez en la última página de El Día de León. / Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

SUSI Y MIGUEL Á. NISTAL

AMOR VERDADERO

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 26 de agosto de 2017 en la última página de El Día de León)

Lo primero que sorprende de “Amor Verdadero Quesos y Vinos” es el nombre, pero, como sostienen sus dueños: “¿qué amor hay más verdadero que el del queso y el vino?”. Lo segundo es que esta tienda luminosa abriera sus puertas en plena crisis y haya logrado sobrevivir. Pero… ¿quién puede resistirse al encanto y buen hacer de los hermanos Nistal?

Susi nació en 1963 en Zacos, La Cepeda. Sus padres eran de allí, aunque se mudaron pronto a León y abrieron una carbonería en Los Cubos, pensando en un futuro mejor para sus hijos. Susi estudió Turismo, trabajó mucho en la hostelería, y vivió en Sevilla y Altea antes de volver a León, donde se casó y tuvo una hija, María (“lo mejor que he hecho en mi vida”). Emprendedora, montó una tienda de ropa, Betty Pop (“lo traía todo de Londres”), y un bar, el Lorca (“en honor al poeta”). Pero su verdadera pasión es la sumillería, que descubrió hace más de 15 años gracias a un curso en el restaurante Vivaldi. Aquello la empujó a sumergirse en los secretos del vino y durante dos años (2010 y 2011) logró clasificarse para la final de la ‘Nariz de Oro’, galardón que designa al mejor sumiller del país. Miguel Ángel, por su parte, nació en 1975, estudió Derecho y Empresariales en el ICADE (Madrid) y volvió a León para trabajar primero en la carbonería familiar y después en Antibióticos y Vitatene, como responsable de producción hasta 2010. “Mi trayectoria engaña, porque soy el tipo más de letras del mundo, lo que me gusta es leer”, dice. “Y también escribir”, apunta su hermana.

Leer el resto de esta entrada »

Sonia Pacho Luengos, en la última página de El Día de León. Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

SONIA PACHO LUENGOS

KOSIKAS Y TELARES

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 12 de agosto de 2017 en la última página de El Día de León)

Chalecos sin mangas con mochila caparazón incrustada en la espalda, para ir en bici. Gabanes antimilitaristas de línea sastre. Abrigos que al echar la parte de arriba hacia atrás… se convierten en falda (“¿Por qué falda no para los hombres? ¿Por qué ropa de género?”). Todo muy funcional. Con muchos bolsillos y pistoleras con cremalleras bien puestas, para no perder las cosas… Así es la ropa que diseña Sonia Pacho. Prendas únicas, porque nunca le salen dos iguales, pero también prácticas, cómodas, cuidadas, distintas, con diferentes utilidades… y con un toque punk vintage muy singular.

Sonia llega con su perrito Chuquín en el bolso (“el pobrecito nació con una enfermedad y no puedo dejarle solo, voy con él a todas partes… ¡Parezco Paris Hilton!”) y lo primero que enseña es un portafolios con los diseños de su nueva colección, “No Number’, que parte “de la descontextualización de los campos de concentración” y para la que usará “esas telas a rayas con las que se forraban antes los colchones”. Está muy contenta con este trabajo. “Yo no quiero solo hacer ropa, sino crear, cambiar las formas de vestir, romper con la uniformidad”, apunta.

Leer el resto de esta entrada »

Gelen Efe en la última página de El Día de León. Fotografía: Adrián Gález / El Día de León.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

GELEN EFE

DEL VINILO AL PENDRIVE

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 29 de julio de 2017 en la última página de El Día de León)

Gelen Efe fue la primera mujer Dj de León, a finales de los 70, y sigue en la brecha, pinchando música aquí y allá, donde la llaman: Dickens Tavern, Bar Belmondo, Hotel Quindós, Delicatessen, Santo Martino, fiestas de barrio… Si antes pinchaba vinilos, ahora lleva consigo sus pendrives, en los que caben todos los temas que le gustan. Hemos quedado en el Macondo, un bar de moda en el entorno de Puerta Castillo, donde pinchó hace unos días. “Cuando pones música en un bar se trata de que la gente se quede y disfrute, que les dé rabia marcharse… A mí me encanta mezclar clásicos con novedades, en función del público y el lugar. Soy ecléctica, pincho desde los B52’S hasta Acid Arab, pasando por Stromae, Wilco o Devendra Banhart. Para escuchar jazz está tu casa. La gente quiere bailar…”. Su estilo ha creado escuela, y entre sus “alumnas” cita a Mónica Vicente.

Gelen nació en 1952 en Teverga (Asturias), el pueblo de su madre, “al pie de la senda del oso”, pero siempre vivió en León. Su padre era de Villahibiera, donde ella conserva la casa familiar (“Villa Modorra”) en la que pasa los veranos. De joven militó en el PCE (la echaron con otros 41 militantes) y estudió Sociología Política en la Complutense. A los 25 años se casó con el músico Kike Jiménez (Cardiaco) y se separó poco después. “Volví a León, empecé a pinchar en El Rosales, El Cawis… y a colaborar en prensa musical”. Recuerda su primer artículo, sobre el concierto de los Rolling en el Estadio Calderón, en 1982. “Allí estuve, al lado de Antonio Flores, y cayó una buena tormenta…”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

“España versus España”

Al ver el monolito ‘a los gloriosos caídos por Dios y por España’ de Castrocontrigo, alguien dijo: “Esto hay que fotografiarlo y enviárselo a Carmena

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 22 de julio de 2017 en El Día de León)

El pasado sábado algunos tuvimos la suerte de poder embarcar (gratis) en un autobús de la Diputación, rumbo a La Cabrera, con artistas y gentes de la cultura leonesa, 55 personas en total. El pintor José de León inauguraba en La Baña una exposición recopilatoria, titulada “España versus España”, y allá que nos fuimos de excursión, en un viaje que se convirtió en divertido e incluso paradójico del país en que vivimos.

Por el camino, a media mañana, hicimos un alto en Castrocontrigo, donde el autobús aparcó frente al tremendo monolito “a los gloriosos caídos por Dios y por España”. “Esto hay que fotografiarlo y enviárselo a Carmena”, dijo alguien. Los hitos monolíticos, las esculturas conmemorativas, los monumentos… no solo nos hablan de lo que fuimos y de lo que aconteció en un lugar y en un tiempo. También aportan algo en el presente, aunque solo sea desde el punto de vista estético. Y más allá de la simbología (el ánfora, el escudo con el águila y la cruz, el ramillete de flechas entroncadas con un yugo), el monolito de Castrocontrigo es más que feo: un horror. “En otro pueblo de por aquí hay una escultura en homenaje a Martín Villa, habrá que verla también”, espetó otro de los viajeros. El comentario dio pie a un repaso por los monumentos y placas fascistas de la provincia, y salieron unos cuantos…

Leer el resto de esta entrada »

Úrsula Rodríguez posa para Adrián, el fotógrafo que sustituye a Ana M. Díez (durante las vacaciones) en El Día de León. Foto: Eloísa Otero.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

ÚRSULA RODRÍGUEZ HESLES

LEONESA POR AMOR

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 15 de julio de 2017 en la última página de El Día de León)

“Tengo el corazón partío… Aunque nací en Jaén, soy leonesa y andaluza, y muy afrancesada además”. Úrsula Rodríguez Hesles es una mujer culta, vivaz y hermosa en las arrugas que trazan el mapa de una vida plena, rebosante de aventuras. Durante más de cincuenta años compartió su vida con el escritor leonés más añorado y querido, Antonio Pereira. Y desde que él falleció, en 2009, se ocupa de que la Fundación que lleva su nombre, creada bajo los auspicios de la Universidad de León, sirva para preservar y difundir el legado del genial autor nacido en 1923 en Villafranca del Bierzo.

Durante nuestra conversación en su casa de Papalaguinda, con vistas a Poniente, Pereira está presente en todo momento: en sus libros, en las fotos de los estantes y, sobre todo, en las decenas de anécdotas que va desgranando Úrsula (incluidos varios micro-relatos inéditos sobre la figura del pesimista, como ese que dice: “Entró en el pajar y se clavó la aguja”). “Antonio nunca vivió de la literatura, y eso le dio mucha libertad. Pero sigue siendo un gran desconocido, aunque como cuentista… ¡es de lo mejor que ha habido en los últimos 50 años!”. La propia Úrsula, con la ayuda del poeta Juan Carlos Mestre, se ocupó de recopilar los relatos completos de Pereira en el libro ‘Todos los cuentos’ (Siruela, 2012). ¿Se reconoce ella en alguno? “Sí, en muchos. En el titulado ‘El síndrome de Estocolmo’, por ejemplo, me veo claramente”, afirma. Y rememora la anécdota real que inspiró esa historia (un extraño secuestro que sufrieron durante un viaje a Puerto Rico), explicando que “Antonio era muy dado a mezclar realidad y ficción”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Democracia y visión de futuro

“Cobran una pasta por hacer su trabajo, deberían hacerlo bien, lo mejor posible, pero… ¿dónde están cuando no están donde tienen que estar?

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 8 de julio de 2017 en El Día de León)

“Nuestros gobiernos democráticos no dejan de ser la visión de futuro de aquellos gobiernos griegos que definieron la democracia hace 2500 años”. La frase la decía Robert Redford (en su papel de profesor universitario de Ciencias Políticas) en la película “Leones por corderos”, que hace unos días pusieron por la tele. La cacé al vuelo y la apunté, con idea de buscar un rato para repasar la época de Pericles, el político y orador que revolucionó el sistema político y social en la Atenas del siglo V antes de Cristo, y que para ello supo rodearse de las mejores mentes de su tiempo en todos los campos: política, filosofía, arquitectura, artes, historia, literatura… Me encuentro la frase ahora, con otras apuntadas estos días (como “cuando falla el Estado es cuando se crea la mafia, por eso está todo patas arriba en este país”, dicha por un amigo ceramista), y entro en la Wikipedia para ir saltando de entrada en entrada (democracia ateniense, siglo de Oro de Pericles…) y redescubrir cuán poco hemos evolucionado políticamente desde entonces, y qué fácil es reducir a caricatura el mundo en que vivimos.

Leer el resto de esta entrada »

Marcos Cachaldora Rodríguez y Gonzalo Ordás Tascón, en la última página de El Día de León. Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

GONZALO ORDÁS & MARCOS CACHALDORA

LA CONFLUENCIA DEL BLUES

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 1 de julio de 2017 en la última página de El Día de León)

Llevan la música en la sangre. Gonzalo Ordás y Marcos Cachaldora, “los galgos”. (“Nos gustan los perros y, si nos identificamos con uno, es con ese perro flaco tan sensible”). Dos guitarristas eclécticos, versátiles, creativos, independientes, en evolución permanente. Pero cuando se juntan… no hay otro dúo de bluesmen con semejante feeling. Se complementan a la perfección. Y si encima montan banda…

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Desde el subsuelo de la realidad

“Los tiempos cambian y la poesía ya no solo está en los libros, sino también en las calles, en los bares, en las redes sociales, en Youtube…

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 24 de junio de 2017 en El Día de León)

Tengo estos días en casa un grueso volumen de la revista Espadaña, con los números correspondientes a 1944-1946, y me está costando devolverlo a quien me lo prestó. Pero ya va siendo hora. Así que paso las páginas amarillas y gastadas del mamotreto, como por última vez, y vuelvo a detenerme en algunos poemas de los grandes autores españoles y europeos de la primera mitad del siglo XX. Lo que más me llama la atención, no obstante, es el intento de desarrollar un pensamiento crítico y una lectura crítica de la poesía contemporánea, en pleno franquismo, por parte del sacerdote González de Lama, uno de los fundadores de Espadaña (junto con Victoriano Crémer y Eugenio de Nora). Sus artículos, escritos bajo el epígrafe de ‘Poesía y Verdad’, siguen manteniendo una extraña vigencia, como si no hubieran pasado más de 70 años. “Cada día se hace más patente la necesidad de una crítica poética. Se publican libros y libros de versos, buenos unos, malos otros, medianos los más. El público los ve en los escaparates de las librerías y ni siquiera siente la curiosidad de hojearlos. Y en el caso –rarísimo– de que los lea, no sabe a qué atenerse respecto a su valor poético y los olvida en el rincón de los libros despreciables”, escribe. Unas páginas más adelante, en otro artículo, habla sobre algo que parece estar sucediendo hoy: “Una ojeada al panorama de la actual poesía española nos abre los pechos al optimismo. Mientras los otros géneros agonizan o se abaten, la poesía muestra un espléndido verdor, fresco y alegre como de primavera. Se publican libros y más libros, proliferan las revistas, surgen poetas en todos los rincones. ¿Estaremos entrando en una edad áurea para la poesía?”.

Leer el resto de esta entrada »

Manuel Alonso Ortega (Manuel AO), en la última página de El Día de León. Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

MANUEL ALONSO ORTEGA

ACTOR PERMASOCIAL

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 17 de junio de 2017 en la última página de El Día de León)

Como poeta, músico, performer… pero sobre todo como actor, dramaturgo y director teatral, Manuel AO lleva varios años involucrado en algunos de los proyectos culturales más interesantes que se vienen desarrollando en León.

Nacido en 1979, se crio en San Andrés del Rabanedo y fue un buen estudiante, hasta que le salió “la vena rebelde”. Ahora se arrepiente un poco de no haber hecho una carrera. Curioso como es, y con su capacidad para memorizar (“eso es técnica”, dice), le hubiera gustado estudiar ciencias, imagen, audiovisuales…. “Llevo afiliado a la ONCE desde que tenía once años. Tengo un 66% de discapacidad visual, aunque eso nunca me ha impedido llevar a cabo todo lo que me he propuesto”, advierte. Nadie lo diría, si no fuera por cómo acerca cualquier papel a sus gafas, para que sus ojos azules puedan leer. A los 18 años empezó a trabajar en la ONCE y ahí sigue, vendiendo el cupón frente al ambulatorio de La Condesa. ¿Cómo se ve la ciudad desde ahí? “Con los años la gente te conoce, te cuenta historias… y esa proximidad es lo que más me gusta. Y que el trabajo me deja tiempo para leer, escribir, pensar…”.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

La Cultu y la cultura

“León, enfervorecida porque la Cultural ha ascendido a segunda, apenas se entera de que cuenta con una Cultura de primera división

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 10 de junio de 2017 en El Día de León)

Es obvio que el fútbol, bien jugado, se ha convertido en uno de los mayores acontecimientos planetarios, y que los grandes futbolistas son los héroes y dioses de nuestro tiempo. En España contamos con algunos de los mejores del mundo, y hasta en la aldea más remota del Himalaya los niños conocen a Messi y a Ronaldo, como se puede comprobar en uno de los últimos programas de Jesús Calleja.

Personalmente, considero que los grandes futbolistas no dejan de ser analfabetos millonarios (hay excepciones en cuanto a lo primero) que dan patadas a un balón. Y aunque los hay que intentan engañar al fisco (Messi, Mascherano…), también es cierto que, cada vez más, algunos vienen cultivando un espíritu generoso y solidario que es de agradecer. Drogba, Kanoute, Balotelli, Rafa Márquez… son algunos ejemplos que no solo brillan en el campo deportivo, sino también en el campo de los valores humanos, y que han creado fundaciones o se han unido a causas benéficas de manera encomiable.

Pero, cuando hace dos domingos la Cultural y Deportiva Leonesa (que ahora se llama Sociedad Anónima Deportiva) subió a segunda división después de 43 años, y varios miles de leoneses salieron a la calle a celebrarlo… no pude reprimir el impulso de escribir en una red social: “Menos balones y más cultura”. En seguida, un amigo me lo reprochó: “¿Te parecen mal las victorias? Hay que ser requetetacañ@ para hacer un comentario así con la buena energía que hay hoy en la ciudad”. Y claro que me alegran las victorias, pero una cosa no está reñida con la otra. Es más, una de las fotos que ha dejado el ascenso es la de la pancarta “LEÓN CON LA CULTURAL” extendida bajo las ventanas del viejo Consistorio. En las redes sociales, esta foto pronto empezó a circular con un pequeño matiz, la supresión de la letra “L” final: “LEÓN CON LA CULTURA”. Lo que, como todos sabemos, no deja de ser una quimera.

Leer el resto de esta entrada »

Irma Basarte Diez (Irma “la utópica”), presidenta de la Asociación de Amigos de los Palomares de León, en la última página de El Día de León. Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

IRMA BASARTE DIEZ

ALAS A LA UTOPÍA

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 3 de junio de 2017 en la última página de El Día de León)

“¡Que tengan que venir unos holandeses a reconstruir un palomar en León…!”. Irma Basarte Diez, o Irma “la utópica”, como la conocen sus amigos, sonríe mientras nos tomamos un café en la terraza del bar El Olvido, en su barrio (el Polígono X). Hace nueve años que abrió su blog “Un mundo feliz. La utopía del día a día”, como una atalaya desde la que dar cuenta de los sueños que merecen convertirse en realidad. Su propia utopía tiene que ver con la protección de los palomares, esas pequeñas construcciones dispersas en el paisaje sentimental de la provincia que también forman parte de nuestro patrimonio tradicional olvidado. “Antaño servían para criar pichón y para fertilizar la huerta con la ‘palomina’ (excrementos), pero ahora se caen a pedazos”.

Cuenta que nació en Zurich en 1969. “Mis padres se fueron muy jóvenes a trabajar a Suiza, pero regresaron en 1975”. Ella también empezó a trabajar pronto, mientras estudiaba Economía y Administración de Empresas, y así fue cajera en un supermercado, pasó por una compañía de seguros (departamento de siniestros), trabajó en una pizzería y llevó la contabilidad de varias empresas. A principios del 2000 la contrataron en un colegio profesional, donde sigue.

Cuando llega el buen tiempo, Irma planta verduras y tomates en la huerta familiar de Miguel Pastrana Bermejo, su pareja, en Santas Martas. Allí compraron hace años un minúsculo terreno con un palomar casi derruido. “Nos propusimos restaurarlo. Tenía un nido de cigüeña arriba, así que lo primero que hicimos fue poner dos nidos alternativos. Entonces, alguien nos denunció al Seprona. Ahí empezó todo. Contacté con el Instituto Leonés de Cultura, a ver si podían asesorarme sobre cómo proteger los palomares. Jesús Celis me ayudó mucho, y Concha Casado. Lié a todos los amigos y familia para reconstruir el de Santas Martas, aprendimos a hacer barro y a reciclar adobe… Y ahí está”, comenta con orgullo.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

Desmemoriados

“Pensar sobre la realidad no es asunto baladí. ¿Dónde puede uno situarse para ver o entender mejor lo que sucede?

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 27 de mayo de 2017 en El Día de León)

Nuestra vida no deja de ser un catálogo de imágenes perdidas. Olvidamos. Cada vez más deprisa el hoy ya es ayer, y de lo que sucedió hace un mes, por no ir más lejos, ya no se acuerda nadie. No sólo nos pasa a nosotros. La propia sociedad es amnésica. De algo así, y de mucho más, habla el libro “No me acuerdo” (Ed. Mr. Griffin), de Yago Ferreiro y Gabriel Quindós, que tan poco ha gustado (sobre todo una de las dos mitades del libro, la más ácida) a una pequeña parte de la (ya no tan) joven intelectualidad leonesa. Sin embargo, mi amigo Cisco Novo, periodista gallego que casi no conoce a nadie en León, lo fue devorando fragmento a fragmento y no paró de reírse, divertido, con esa parte final en la que, a base de no acordarse, uno de los autores le rasca en la rabadilla a los escritores zarapitos de Provincia, que son los que tienen el pico largo y la pluma corta. De alguna manera, como hicieron Brainard y Perec en su día, Ferreiro y Quindós, al recopilar sus olvidos, no dejan de construir un archivo que les describe a sí mismos y a su propia épica (debería haber escrito “época”, aunque la errata también resulta significativa).

Eso de “pensar” sobre “la realidad” no es asunto baladí. ¿Cómo se piensa? ¿A partir de qué? ¿Desde qué punto de vista? ¿Dónde puede uno situarse para ver o entender mejor lo que sucede? (Por ejemplo: “fuera de lugar”, a la manera de Luis Grau en sus artículos de opinión, o “despierto y por la calle”, en el estilo fragmentario de Ildefonso Rodríguez, o con “el dardo en la palabra”, como hacía Lázaro Carreter…).

Leer el resto de esta entrada »

El maestro de papiroflexia y profesor de física, química y matemáticas Manuel Sirgo, en la última de El Día de León. Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

MANUEL SIRGO

ARTE ENTRE LOS DEDOS

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 20 de mayo de 2017 en la última página de El Día de León)

“No cortar, no pegar, solo plegar. Y además, partiendo de un papel cuadrado…”. La revista “Pajarita”, de la Asociación Española de Papiroflexia (AEP), dedica a Manuel Sirgo un número extraordinario, donde se recogen algunas de sus creaciones en papel, realizadas durante los últimos 17 años, que le han dado fama en Oriente y Occidente: el Escarabajo de Darwin, el Escarabajo Samurai, la Tarántula Goliat, el mosquito común…

Nacido en Valladolid en 1960, y químico de formación, Sirgo llegó a León en 1988, gracias a una beca de investigación. Y aquí se quedó. Desde hace 24 años da clases en el Colegio Divina Pastora. Por su trayectoria en la enseñanza, la Fundación de Escuelas Católicas le acaba de conceder uno de los 3 premios anuales que otorga a docentes de Castilla y León. Pero en lo que realmente destaca este profesor de física, química y matemáticas, al margen de su profesión, es en el arte paciente de plegar papel para crear figuras, un arte que en Japón llaman “origami” y en España “papiroflexia”. Y en el que Sirgo sobresale como creador de figuras complicadas, no sólo insectos de patas ultrafinas y largas antenas, también dragones, flamencos y otras zancudas, peces, artrópodos y toda una selección de bichos inimaginables que, a veces, rozan el realismo. A los insectos, en concreto, Sirgo los ha estudiado con paciencia de entomólogo. “Los que nos dedicamos a esto no somos fotógrafos ni escultores… Pero entomólogos de Cataluña me pidieron una vez figuras de insectos y comentaron que el nivel de acierto en la representación era casi del 90 por ciento”, comenta.

Leer el resto de esta entrada »

OPINIÓN / VILANOS

El cine leonés en los bajos del Reino

“Un amigo pasó por la oficina de León Film Commission para inscribirse y allí solo había una señorita que no sabía nada de nada de directorios…

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el sábado 13 de mayo de 2017 en El Día de León)

“El Ayuntamiento de León pone en marcha la León Film Commission, una oficina para atraer rodajes de cine, televisión y documentales”. Esta noticia, que la concejala de Cultura Margarita Torres lanzó a finales de marzo en rueda de prensa… recuerdo que ya me sonó un poco rara cuando la leí. “Anda, qué bien”, comentó un amigo, “el Ayuntamiento apuesta por apoyar el cine leonés…”.

“A ver, a ver, que aquí no dice nada de cine leonés…”, comenté. Leímos la noticia entera y fuimos entendiendo de qué se trataba: “La oficina se ocupará de asistir y ayudar a aquellas empresas y productoras del sector audiovisual que deseen rodar en cualquier localización de la ciudad, facilitándoles también información sobre enclaves complementarios en la provincia que pudieran interesar”. Además (y aquí ya se acotaba un poco el objetivo), “esta ‘oficina de rodajes’ atraerá a aquellas productoras de cine o de televisión interesadas en filmar películas de época, principalmente, ya que León tiene escenarios romanos, medievales, tenemos a Gaudí, murallas, paisajes… Un plató espectacular. Lo que supondrá también un paso más en la atracción de turismo a nuestra ciudad”. La concejala Margarita Torres subrayaba además “los tres conceptos que definen el cometido que llevará a cabo la León Film Commission: información, asesoramiento y gestión”, avanzando que “la oficina ofrecerá un directorio de empresas y profesionales que puedan involucrarse en estos proyectos y sean demandados por los organizadores. Un directorio que ofrecerá información básica de identificación y localización”. Algo interesante, sin duda, para actores, técnicos y otros profesionales relacionados con el cine de aquí.

Pero ya digo que aquello me sonó un poco raro, a gato encerrado… Y hete aquí que un mes después, a finales de abril, el gato salió del armario. Según el alcalde, Antonio Silván, se llevaba un tiempo trabajando “con discreción y reserva para poder llegar a este día”, es decir, para anunciar el primer rodaje relacionado con la León Film Commission creada un mes antes: la película ‘Onyx, los reyes del Grial’, que se anuncia como un documental de ficción inspirado en un libro de la propia concejala Margarita Torres y José Miguel Ortega, un libro que se está vendiendo muy bien, y en el que se sostiene que el cáliz de Doña Urraca conservado en San Isidoro es, ni más ni menos, el legendario Santo Grial (la copa usada por Jesús en la Última Cena), que habría venido a parar a León desde Jerusalén después de un largo periplo a lo largo de los siglos.

La película, presupuestada en 1,1 millones de euros y financiada por la Fundación Nemesio Díez (leonés emigrado a México, cuyo hijo, Valentín Díez, hizo fortuna con el grupo Modelo), cuenta con localizaciones en León y Ponferrada, pero también en Denia, Madrid, Roma y Jerusalén. Comenzó a rodarse la pasada semana en esta capital, días después de la realización de un casting en los bajos del estadio de fútbol “Reino de León” –que es donde tiene su sede la León Film Commission– en el que se seleccionó a 200 figurantes con aspecto árabe y germano, que cobrarán unos 30 euros al día por su trabajo.  Al frente del rodaje está el director mexicano Roberto Girault (autor también del guión, junto con la concejala Margarita Torres y el investigador Luis Fernández) y entre los actores destacan el estadounidense Jim Caviezel y la portuguesa Maria de Medeiros.

Sí, a mí me gustan mucho las películas de Indiana Jones y las leyendas artúricas, me suele apetecer ver Cuarto Milenio, y solo espero que ‘Onyx, los reyes del Grial’ no me decepcione como película cuando se estrene.

Pero, mientras escribo estas líneas, entro en el dios Google y busco información. La ‘León Film Commission’, que parece creada “ad hoc” para este rodaje sobre el Grial, a mayor gloria de la concejala de Cultura, ni siquiera tiene una página web. Tampoco encuentro apenas nada sobre Sevenfor, la productora de esta película (leo: “productora audiovisual de nueva creación para el desarrollo de proyectos de cine, TV, publicidad y documentales”), que también parece creada “ad hoc”. Pero además resulta que mi amigo pasó esta misma semana por los bajos del “Reino de León”, para inscribirse en el anunciado directorio de profesionales de la León Film Commission (mi amigo es técnico de cine), y allí solo había “una señorita muy ocupada con el rodaje del Grial pero que no sabía nada de nada de directorios…”.

 

El artista y activista ambiental Diego Segura, en la última página de El Día de León. © Fotografía: Ana M. Díez.

PERSONAJES A LA ÚLTIMA

DIEGO SEGURA

UN HOMBRE LIBRE

Por ELOÍSA OTERO
(Publicado el 6 de mayo de 2017 en la última página de El Día de León)

Como un “sherpa de nuevos caminos” le definen sus amigos. Diego Segura (Ceuta, 1943), pionero del naturismo y del ecologismo en los años 70, pasó su infancia en Marruecos, junto al mar, y su juventud en Barcelona. Con casi 40 años, en 1982, decidió dejarlo todo, profesión incluida, para instalarse en Genicera, en la montaña leonesa, y vivir de una manera distinta: en paz y armonía con la naturaleza. Allí creó el “Taller 7” que antes había experimentado en Cataluña, un lugar de encuentro y aprendizaje donde se impartían talleres de yoga, meditación, arquitectura biodinámica, agricultura ecológica, artesanías, oficios tradicionales… Su intención era crear “una comunidad ecológica de vida natural” que funcionó durante años de forma intermitente, ya que Diego acabó encontrándose solo durante los inviernos, demasiado fríos para las gentes que pasaban por el Taller. Pero este artista espiritual y multidisciplinar ya portaba un gran bagaje vital cuando se instaló en Genicera. Antes había trabajado en una empresa internacional, como diseñador de interiores, y había estudiado arquitectura. También practicó el naturismo vegetariano y se acercó a distintas filosofías: teosofía, antroposofía, rosacruces, budismo, taoísmo, no-violencia… “Pasé por todas ellas para conocerlas y aprender de sus esencias. Esto me permitió conocer personalmente a Krishnamurti, a Lanza del Vasto (discípulo de Gandhi y fundador de la Comunidad El Arca) y a otros muchos ejemplos vivos de compromiso vital para la construcción de un mundo mejor”.

Se considera una persona “sensitiva”, capaz de ver siempre un poco más allá y de “sentir el pulso, el latido profundo de la tierra cuando está viva”. También es un investigador preocupado por múltiples temas, no solo ecológicos y filosóficos, también políticos, urbanísticos, sociales y artísticos.  “Vas acumulando… y todo fermenta, eso fue lo que me pasó en Genicera, que desde el principio fue un refugio, un punto de llegada. Me pasó como al principito (el personaje de Saint-Exupéry) cuando se sube al asteroide. Allí todo es muy duro, sobre todo el invierno, pero es de verdad. La escarcha, el sol, la luna, el monte… todo rezuma vida”. En la montaña empezó a realizar sus obras artísticas, utilizando todo tipo de técnicas y materiales, hasta inaugurar su primera exposición en Pallarés, en 1987. “Creo que he sido artista desde chiquitillo. Pero fueron los amigos y la gente quienes me empujaron a mostrarlo. Casi todas mis obras son una reflexión sobre lo inmaterial”.

Leer el resto de esta entrada »

Haz un click.

Haz un click para acceder a la fonoteca de poesía “The Booksmovie” y poder escuchar algunos poemas de Eloísa Otero recitados por ella misma.